Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Puyol pasa a los despachos

EL PAÍS EL PAÍS 30/05/2014 Jordi Quixano

Reacio a dejar el fútbol, a despedirse de su auténtica pasión, Carles Puyol (La Pobla de Segur; 36 años) anunció hace dos semanas su adiós al Barcelona. Lo hizo sin derramar lágrima alguna y, confiado en recuperar su maltrecha rodilla derecha, sin quitarse del todo las botas. “Quiero volver a hacer deporte con normalidad”, advirtió el excentral, que guardaba la ilusión de no competir durante seis meses para después probarse, quizá en un país con una Liga menor y bien remunerada. “No me veo como entrenador”, manifestó entonces Puyol, que renunció a hacer un hipotético dueto con Xavi si este alcanzara su retirada el banquillo del Barcelona; “pero sí que me gustan otras áreas”. Y el Barça, que ya le tanteó en marzo cuando el jugador renunció al año de contrato que le restaba de azulgrana, le ha acabado de convencer. El capitán azulgrana, el 5, el defensa referente durante la última década, deja las botas por los despachos, nuevo adjunto a la dirección deportiva del Barcelona que encabeza Andoni Zubizarreta.

Aunque ha sido una decisión impuesta por la directiva, nadie de la secretaría técnica ha manifestado impedimento alguno para trabajar junto a Puyol, fiados a su experiencia y conocimiento del fútbol de élite. “Quiero agradecer al Barcelona todo lo que me ha dado antes de esta oportunidad y la que me da ahora”, resolvió ayer Puyol: “estoy muy ilusionado con esta etapa, en la que espero aprender mucho y hacer lo que siempre hice como jugador, que es intentar hacerlo lo mejor posible”.

Se presumía que Puyol podía asumir un cargo dentro del organigrama del fútbol base —puestos ocupados por Jordi Roura y Aureli Altimira, nuevo director y coordinador del fútbol formativo azulgrana, respectivamente—, pero al final el exjugador tratará asuntos externos como la mercadotecnia y las finanzas, además de en el ámbito de la secretaría técnica. “Trabajará conmigo en todos los proyectos del club. Queremos que se dé cuenta de todo lo que sabe y seguro que aprenderemos mucho de él”, expuso el director deportivo Zubizarreta; “hacía un par de años que hablábamos de qué le podía ir mejor y ya irá viendo qué es lo que más le gusta”. Pero eso será a partir de septiembre porque el jugador, buen amigo del nuevo entrenador azulgrana Luis Enrique, ha pedido unos meses de asueto para tratarse la articulación. Puyol tomó la palabra: “Estoy muy ilusionado con esta nueva etapa y tengo muchas ganas”.

La decisión la ha tomado la directiva, pero desde la secretaría técnica no se ponen impedimentos

El Barça, por otra parte, también anunció que Albert Soler será el nuevo director de Relaciones Institucionales Deportivas. Soler, que en diciembre no pasó el corte de los clubes de la ACB para ser el presidente ejecutivo de la organización, fue secretario de Estado para el Deporte y presidente del Consejo Superior de Deportes, entre mayo de 2008 y diciembre de 2011. Ahora es diputado del PSC en el Congreso por Barcelona, escaño que dejará la próxima semana para incorporarse al Barça en los próximos días. “Me siento muy agradecido y muy ilusionado ante el reto de formar parte del equipo de trabajo del Barcelona, cuya dimensión va más allá de lo estrictamente deportivo; es un sentimiento de ilusión colectiva y formar parte es todo un privilegio”, señaló Soler.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon