Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Qualcomm anticipa el futuro: realidad virtual para todos

Logotipo de ABC ABC 11/01/2017 José Manuel Nieves
Steve Mollenkopf, consejero delegado de Qualcomm, muestra el Qualcomm Snapdragon 835 © AFP Steve Mollenkopf, consejero delegado de Qualcomm, muestra el Qualcomm Snapdragon 835

Steve Molenkov, Director general de Qualcomm, afirmó recientemente en el CES de Las Vegas que su compañía «es la que lo ha cambiado todo en la telefonía móvil». Y no es un farol. De hecho, muchas de la patentes que han hecho posible el 3G y el 4G son de Qualcomm.

Y la mayoría de los procesadores que hay dentro de nuestros teléfonos, también. Pero en esta edición del CES toca hablar del paso siguiente, y ese es el 5G. Su velocidad de transmisión y las características de sus redes, con una banda de ancha mucho mayor y una latencia minima, convertirán en realidad el streaming de vídeo HD en tiempo real, además de los servicios basados en realidad aumentada y realidad virtual. Toda una revolución que llevará a nuestros teléfonos móviles a un nuevo nivel.

Para ello, por supuesto, se necesitan nuevos procesadores, y Qualcomm es un especialista en construirlos. El último de ellos, el Snapdragon 835, el primer chip con tecnología de 10 nanometros, recién presentado en este CES de Las Vegas, permitirá que el streming de video y la realidad virtual lleguen al móvil con la misma facilidad con que ahora mismo llegan los vídeos, solo que en tiempo real. Y además consumiendo hasta un 25% menos de energía. Los primeros terminales con el nuevo procesador, de 8 núcleos an2,4 y 1,7 GHz, llegarán este mismo año. Probablemente empezaremos a conocerlos en el Mobile World Congress, de Barcelona, este mismo mes de febrero.

Al mismo tiempo, Qualcomm mostró el X 50, el que será el primer procesador operando en las futuras redes 5G y que vera La luz a finales de este mismo año. Solo después de la implantación del 5G, dijo Molenkov, será posible convertir en realidad el «Internet de las Cosas». Pero volvamos al presente. El procesador gráfico del Snapdragon 835 es hasta 25 veces más rápido que el del anterior Snapdragon 821 (el chip que montan muchos terminales de gama alta de 2016), lo que da una idea de sus capacidades a la hora de reproducir vídeo o contenidos virtuales en tiempo real. Con los servicios de realidad virtual Daydream, de Google, en puertas, resulta fácil darse cuenta de que todo está preparado para introducir, a gran escala, la realidad virtual en nuestras vidas.

Qualcomm, pues, trabaja en los dos extremos de la cadena: en las nuevas redes 5G, con anchos de banda y velocidades de transmisión a la altura de lo que se avecina; y en las capacidades de los dispositivos destinados a gestionar, enviar y recibir esos contenidos. Por supuesto, las ambiciones de la firma norteamericana se extienden al entero ecosistema del todo conectado. Y como no a los coches conectados. Las nuevas redes y los nuevos procesadores, en efecto, permitirán que nuestro vehículo esté recibiendo y emitiendo datos continuamente, y pase así a formar parte de una auténtica red global en la que todo está conectado con todo.

De esta forma, podremos decirle al coche, o a nuestro teléfono, cosas como «prepárame un café diez minutos antes de llegar a casa». Y nuestro coche, o nuestro móvil, que saben exactamente dónde estamos, a la velocidad que vamos, la distancia que falta para cada y las incidencias del tráfico, dará la orden a la cafetera de casa en el momento preciso para que nuestra orden se cumpla a la perfección.

Aplicada a otros campos, como por ejemplo la tecnología de drones, será posible que estos transmitan vídeos en tiempo real, facilitando enormemente operaciones de rescate o numerosas tareas industriales. Una demo en plena sala de conferencias no dejó lugar a dudas. Cuatro drones, equipados con los procesadores de Qualcomm, ejecutaron ante los presentes varias tareas perfectamente coordinadas, a la vez que transmitían todos los datos e imágenes a una gran pantalla en tiempo real. Impresionante, la verdad.

Hoy, cerca del 50% de la población mundial vive en áreas urbanas, pero ese porcentaje crecerá hasta el 75% en 2020. Por eso, la conectividad, internet y los servicios digitales serán cada vez más importantes. Y por eso también, esa conectividad será cada vez más necesaria en los coches, a los que Bosch llamo, en esta misma edición del CES, «el tercer espacio habitable» después del hogar y la oficina.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon