Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

'Quiero volver a hacer del FIB un festival grande'

El Mundo El Mundo 15/06/2014 DARÍO PRIETO

El Festival Internacional de Benicassim, el FIB, celebra en 2014 sus primeras 20 ediciones, un año después de una convulsa edición en la que los del anterior responsable, Vince Power, estuviesen a punto de mandar al garete una de las citas musicales más emblemáticas de España. La situación se solucionó con una venta de la mayor parte del accionariado a nuevos socios, , representados ahora a través de Melvin Benn, que hace un mes. Considerado una de las personas más poderosas de la industria musical británica, Benn (Hull, 1955) gestiona los festivales de Glastonbury y Reading/Leeds, así como el estadio de Wembley y otras muchas citas festivaleras. Su llegada, asegura, traerá un periodo de tranquilidad y prosperidad para el festival, que se celebra .

Benn dice sentirse muy "emocionado" por su desembarco y recuerda que ya intentó comprar el festival hace una década, aunque sin éxito. Su filosofía es sencilla: "Quiero un festival en el que la gente se lo pase bien, con grupos que quieran realmente ver y a un precio que el público considere justo por la experiencia que recibe a cambio. Eso es lo que veo que funciona en el negocio de los festivales en cualquier parte del mundo".

© Proporcionado por elmundo.es

"El FIB es un festival internacional conocido en todo el mundo y Benicassim es un lugar al que la gente quiere acudir. Me parecía muy sensato involucrarme, porque me daba la oportunidad de expandir nuestros negocios y trabajar con músicos que conocemos bien y con los que nos sentimos muy cómodos. Todo ello para volver a hacer del FIB un festival realmente grande", justifica su desembarco.

También tranquiliza a los 'fibers' diciendo que "el estado de salud del festival es realmente bueno. Este año celebramos el 20º aniversario y mi visión abarca los próximos 20 años. Estamos en una situación financiera muy segura, porque han entrado nuevos accionistas e inversores. La edición del año pasado fue bastante convulsa, no es ningún secreto, debido a temas financieros". Pero este año es distinto, subraya, y dice sentirse "muy confiado" gracias a una "mayor fortaleza económica".

Una de las cuestiones que se han planteado es hasta qué punto el mermado cartel de este año (encabezado por Kasabian y The Libertines) es consecuencia de lo que pasó en 2013. "Los problemas del pasado año no han tenido nada que ver", explica Benn. "Personalmente, estoy muy contento con el cartel, porque tenemos a Kasabian, que este año son cabezas de cartel de dos festivales: uno es el mayor del mundo, Glastonbury, y el otro es el FIB. Igual de potentes me parecen The Libertines, que han agotado las entradas para un superconcierto en Hyde Park». "Aunque intentarán traer algún grupo más, el nuevo director dice que éste es el tamaño ideal para manejar el nuevo FIB.

Descuentos e implicación local

"Una de las cosas que he intentado este año es que las entradas sean un poco más baratas que en ediciones anteriores, de manera que el asistente pueda seguir disfrutando de la experiencia del festival", prosigue. "Esto tiene como consecuencia una oferta de grupos ligeramente menor. Pero puedo asegurar que en todo momento los asistentes podrán ver un grupo 100% FIB. No veo que haya merma en la calidad". También anuncia descuentos adicionales para los 'fibers' valencianos y actividades en el pueblo de Benicassim para implicar a la población local: "Sobre unos abonos ya reducidos, hemos querido mantener el descuento para aquella gente de la zona, de Castellón y Valencia. Aparte de este incentivo, este año, por primera vez desde hace mucho, hemos introducido un programa de actividades previas al comienzo del festival en el pueblo de Benicassim. Será desde el miércoles por la noche, en varios escenarios repartidos por la ciudad, para fomentar el interés de la gente local por el festival. Además, en estos escenarios estarán tocando grupos de la zona".

Respecto a Vince Power, Benn destaca que "sigue siendo accionista del festival y, por tanto, parte de él", aunque tendrá "poca actividad operativa". Y enfatiza la implicación de él y sus socios con el nuevo proyecto: "No he venido aquí porque no tenga otra cosa mejor que hacer; soy un hombre muy ocupado. He venido porque creo que el FIB es uno de los grandes festivales del mundo y quiero estar al cargo de él como mejor de España y de toda Europa continental".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon