Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rafael Blasco paga una fianza de 200.000 euros y evita entrar por ahora en prisión

EL PAÍS EL PAÍS 04/06/2014 Ignacio Zafra

Menos de 24 horas le ha costado al exconsejero Rafael Blasco, condenado a ocho años de prisión por el saqueo de la cooperación, reunir los 200.000 euros de fianza que le había impuesto el Tribunal Superior de Justicia valenciano para evitar el ingreso en prisión. Blasco parece abocado a entrar en la cárcel, pero no lo hará hasta que la sentencia sea firme. Esto es, hasta que el Tribunal Supremo resuelva el recurso que el histórico dirigente popular ya ha anunciado que interpondrá.

La Fiscalía Anticorrupción había pedido que los magistrados mandaran a Blasco ya a la cárcel argumentando que existía un alto riesgo de fuga. O que, al menos, le impuesieran dos millones de euros de fianza y la obligación de compararecer todos los días en el tribunal. Los jueces han manifestado que comparten el "temor" a que Blasco huya, pero aún así han considerado "desproporcionadas" las medidas cautelares pedidas por las acusaciones y han optado por imponerle una fianza de sólo 200.000 euros que el exconsejero ya ha hecho efectiva este miércoles.

Además de la cantidad depositada en la cuenta de consignaciones de la sala Civil y Penal del tribunal, Blasco ha entregado el pasaporte y tiene prohibido salir de España. El condenado deberá comparecer semanalmente en el juzgado.

El exconsejero fue declarado "director" de la trama de cooperación. Y condenado por un delito continuado de malversación de caudales destinados a cooperación al desarrollo, en concurso con un delito de tráfico de influencias, otro de prevaricación y un delito continuado de falsedad en documento oficial. Este jueves termina el plazo para que las partes anuncien los recursos a esta sentencia.

El exconsejero, que tiene embargadas cuentas y bienes por parte del Tribunal de Cuentas, tenía un plazo de 48 horas desde el momento en que se le notificaron las medidas cautelares para depositar la fianza.

La petición de dos millones de euros como fianza solicitada por la fiscalía, en el caso de que no se dictara la prisión incondicional, escondía una apuesta táctica: forzar a Blasco a descubrirse. Según han resaltado también los jueces, la investigación desplegada sobre el exconsejero no reveló "un especial patrimonio acorde a la posición que cabe presumirle", lo que les lleva a sospechar de "alguna suerte de ocultación". Si Blasco hubiera pagado una fianza tan alta como la que había sido planteada por la fiscalía, Anticorrupción le habría exigido que explicase de dónde provenía el dinero.

El problema es mucho menor con un listón de 200.000 euros. Fuentes conocedoras de los movimientos del exconsejero y exportavoz parlamentario popular citadas por la agencia Efe, ya parecían anticipar la cuestión horas antes de que Blasco depositase la fianza, al asegurar que el político estaba pidiendo ayuda a sus "familiares y amigos" para reunir la cantidad.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon