Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rajoy: “Es una magnífica imagen ante el mundo la normalidad de la sucesión”

EL PAÍS EL PAÍS 17/06/2014 Carlos E. Cué
Mariano Rajoy, este lunes, en el cuartel el Rey de la Guardia Real. © J. L. Mariano Rajoy, este lunes, en el cuartel el Rey de la Guardia Real.

El presidente del Gobierno está convencido de que en España hay consenso detrás de la Monarquía y la Constitución. Y como prueba aporta la "normalidad", su palabra favorita, con la que se está desarrollando la sucesión en la Jefatura del Estado. En un desayuno organizado por Europa Press en el que presentaba al presidente de Cantabria, Ignacio Diego, de PP, Mariano Rajoy ha reivindicado la madurez de los españoles y ha insistido en la idea de que la sucesión la refuerza. "Esta semana, que es especial para todos los españoles, van a dar una muestra más de esa madurez. Con la proclamación de Felipe VI los españoles nos reafirmamos en nuestra apuesta por la estabilidad democrática por los vínculos y símbolos que a todos nos unen en solidaridad y concordia".

El presidente ha ido más allá, y después de asegurar que esa madurez y estabilidad es la que va a ayudar a la recuperación económica, ha insistido, precisamente ahora en que el mal resultado de PP y PSOE en las elecciones europeas ha puesto en alerta a muchos, en que las instituciones españolas son estables.

"La transparencia y la normalidad con que se está llevando a cabo la sucesión en la corona es la mejor prueba de la solidez de nuestras instituciones y del consenso social en torno a nuestra Constitución y a nuestra democracia estamos dando una magnífica imagen ante el mundo y por todo eso creo que los españoles debemos felicitarnos" ha asegurado el presidente.

Rajoy está empeñado en lanzar un mensaje de tranquilidad total y en evitar el análisis del fin del bipartidismo, que no comparte. De hecho, en parte para eso, y para tranquilizar a los suyos, reunió en secreto a la cúpula del PP hace dos semanas en Toledo. Rajoy está convencido de que el resultado de las europeas, donde la suma del PP y PSOE por primera vez está por debajo del 50%, no es extrapolable y España seguirá siendo bipartidista, algo que para él es positivo porque da estabilidad.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon