Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rajoy anula su viaje a Tallin tras visitar a Trump para estar en Madrid antes del 1 de octubre

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 26/09/2017 Javier Casqueiro
Mariano Rajoy llega a Washington para entrevistarse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. © Diego Crespo Mariano Rajoy llega a Washington para entrevistarse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Mariano Rajoy ha decidido finalmente anular su viaje este próximo jueves y viernes a la cumbre informal de jefes de Gobierno de la Unión Europea en Tallin (Estonia) para estar en Madrid a finales de esta semana y en vísperas del anunciado referéndum sobre la autodeterminación de Cataluña. Rajoy no quiere pasar la mayor parte de esta semana clave fuera de España y busca, además, estar en Madrid el viernes para presidir el Consejo de Ministros para firmar como presidente del Gobierno si tuviera que tomar una decisión relevante. Fuentes oficiales del ejecutivo han confirmado esta anulación tras visitar Rajoy al presidente norteamericano Donald Trump por primera vez en la Casa Blanca.

MÁS INFORMACIÓN

  • Unidos Podemos califica la estrategia del Gobierno de “cruzada antidemocrática y autoritaria”
  • El referéndum por la independencia de Cataluña, últimas noticias
  • La reforma constitucional de los adelantados del PP

“Razones de actualidad”. Es el eufemismo esgrimido por fuentes oficiales de La Moncloa para justificar la determinación de Rajoy de volver en la tarde noche de este mismo martes a Madrid, tras mantener una reunión de trabajo con Trump en la Casa Blanca, con la idea de estar ya en la mañana del miércoles en España y para presidir el Consejo de Ministros de este viernes, dos días antes de la consulta que los independentistas han convocado este domingo en Cataluña. Rajoy reflexionó durante el trayecto hacia Washington y a su llegada concluyó que no podía pasarse más de la mitad de la semana más crítica que ha vivido España en muchos años fuera del país.

El Presidente del Gobierno ha hablado ya con el primer ministro estonio para disculpar su ausencia. Se trata de una cumbre informal de carácter deliberativo en la que no se va a tomar ningún acuerdo y se ha decidido que su presencia no es indispensable. Antes de la reunión se ha cerrado el documento con las propuestas españolas a la cumbre.

Fuentes de La Moncloa recuerdan que la cumbre es una reunión para sopesar los avances en la reconstrucción y el relanzamiento que se pretende de la Unión Europea justo después de las cruciales elecciones generales celebradas en Alemania, que ha vuelto a ganar la canciller Angela Merkel pero con complicaciones para armar una nueva coalición de gobierno. Las mismas fuentes oficiales habían sostenido, hace tan solo unos días, que Rajoy debía estar en este tipo de encuentros para dar la imagen de normalidad y de que la consulta separatista no le torcía su agenda.

La situación en Cataluña es grave y el criterio se ha variado. El Gobierno está desplegando en los últimos días también mucha más actividad y relaciones de sus miembros con corresponsales y enviados especiales de medios internacionales tras observar que la Generalitat de Cataluña y sus dirigentes les estaban claramente esa batalla mediática.

Fuentes gubernamentales no pudieron precisar aún quién será finalmente el representante español en la cumbre de Tallin porque se trata precisamente de una cita informal para los presidentes y jefes de gobierno.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon