Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rakitic hereda la taquilla de Cesc

El Mundo El Mundo 09/06/2014 ANDRÉS CORPAS

Cesc Fàbregas como origen y final. Fue el último centrocampista ofensivo que contrató el Barcelona, de eso hace tres veranos, e hicieron falta otros tres años para repatriar al entonces capitán del Arsenal al que fue su jardín de infancia. Ahora, la entidad azulgrana ultima su regreso a la Premier League, mientras tapa su hueco con otro líder, esta vez del Sevilla. Ivan Rakitic será el encargado de hacer olvidar al hijo pródigo convertido en repudiado.

La entidad está a punto de confirmar el acuerdo con el Sevilla, que se ultimó el domingo en la capital hispalense. Allí, el vicepresidente económico, Javier Faus, y el director deportivo, Andoni Zubizarreta, negociaron un traspaso que, a falta de comunicado oficial y de detalles con importancia, provocará que el medio firme previo pago de una cifra que ronda los 20 millones de euros y la inclusión del canterano Denis Suárez.

Las vueltas que da la vida. Más que una pelota en un partido. Rakitic solicitó en el mercado de invierno de 2013 no ser traspasado. Era el último superviviente de una plantilla desmantelada a base de traspasos, huérfana de Negredo, Navas, Medel o Palop. El club urgía de ingresos, pero él algo más importante: estar junto a su pareja, trianera para más señas, ante su inminente parto. Habló con su notable acento andaluz, puesto que está integradísimo a la vida hispalense hasta el punto de llegar a abrir un bar y ser un enamorado de la Feria de Abril, que cambiará por la de la comunidad andaluza en Barcelona. No se fue entonces, pero ahora deberá preparar la mudanza. Necesitaba quedarse por esos días, como en estos instantes marcharse. Igual que Cesc, aunque en su caso a Londres. Caminos cruzados, vidas en común.

Al capitán del Sevilla le restaba un año de contrato, pero nunca se concretaron las conversaciones para renovarlo. Líder del equipo, ya con 21 años demostró que tenía madera de artista, llevando con Medel el capote del equipo, cerrando a los morlacos y sacándoselos de encima. Poca broma para alguien que no sabía torear, pues recaló en 2011 procedente del Schalke 04, donde le apodaban rakete, cohete en alemán. Normal: hace estallar a sus compañeros, y es la explosión del Sevilla. Básico. Tanto, como para que en el último curso jugara 52 partidos, en los que marcó 17 goles. Hoy, con 26 años, espera triunfar con Croacia en el Mundial, pese a ser suizo de nacimiento. Debutará el jueves ante un miura: Brasil. Será la faena previa a firmar por el Barça. De hecho, se espera que su revisión médica se realicen en el país sudamericano.

© Proporcionado por elmundo.es

Con su llegada, el club incorpora a su cuarto jugador del Sevilla para el primer equipo en seis años. En 2008 llegaron Alves y Keita. Dos veranos más tarde se contrató a Adriano. Ahora a Rakitic. El croata deberá reforzar la línea de flotación barcelonista, el estómago barcelonista, en la que el regreso de Rafinha ha ventilado el vestuario. Pese a todo, no se descarta firmar a otro medio. El favorito es Koke, aunque la operación es harto complicada. Encima, falta conocer qué sucederá con Xavi, quien tiene pendiente una charla con Luis Enrique, así como una propuesta para jugar en Qatar. Eso será después del Mundial. De momento, en cuanto se anuncie la llegada del nuevo inquilino de la taquilla de Cesc, se anunciará su marcha, previsiblemente al Chelsea.

@AndresCorpas

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon