Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Realidad y ficción: Alemania en el cine

dw.com dw.com 09/06/2016 Jochem Kürten (CP/
"Inszeniert": La historia alemana en el cine, en el Museo de la Historia de Bonn. © 2016 DW.COM, Deutsche Welle "Inszeniert": La historia alemana en el cine, en el Museo de la Historia de Bonn.

¿Influyen las películas en la imagen que tienen los alemanes de su historia? La exposición “La historia alemana en el cine”, en Bonn, ofrece un recorrido fílmico para entender mejor cómo son los alemanes.

Más que los libros y las exposiciones, incluso más que el aprendizaje escolar, el cine influye en la imagen que tienen los alemanes de su propia historia. Tal vez no sea algo nuevo ni sorprendente, pero es un hecho relevante para entender mejor la idiosincracia alemana. “En definitiva, lo que asegura que una película sea taquillera no es tanto que se ajuste a los hechos históricos reales, sino que esté basada en un relato emocionante y a menudo melodramático”, dijo a DW Hans Walter Hütter, director del Museo de la Historia de la República Federal de Alemania, en Bonn. ¿Es decir que pesan más las emociones que la verdad y la exactitud en lo que a la historia del propio país se refiere? Parece ser así, al menos en cuanto a la posibilidad de que ciertos teman lleguen a la gran masa de espectadores.

“Escenificación: la historia alemana en el cine” se llama la muestra que espera atraer al público en los próximos meses en ese museo. Está conformada por siete espacios temáticos: El Holocausto, la Segunda Guerra Mundial, la Resistencia al nazismo, Expulsión y Éxodo, Milagro económico, Extremismo de izquierda en la RFA y la Stasi en la RDA. Dichos temas son, a un tiempo, siete campos históricos que plantean, sobre todo, esta pregunta: ¿De qué modo se enfrentaron los cineastas con esos temas en los últimos 70 años?

La llama viva del Holocausto

La serie televisiva “Holocausto” desató en 1979 un intenso debate social. Fue vista por 20 millones de personas en Alemania y se estima que 500 millones la vieron en todo el mundo. “Marcó un cambio de época en la televisión alemana”, afirmó Günther Rohrbach, exdirector de programación de la cadena pública WDR. Ese debate se repetiría de forma similar años más tarde, explicó Christian Peters, curador de la exposición de Bonn, en conversación con DW. “La cuestión es si se puede narrar un tema como la exterminación sistemática de los judíos en Alemania y Europa contando la historia de una familia y llegando incluso a mostrar escenas de lo que sucedía en un campo de concentración y en las cámaras de gas”, apunta Peters. Según él, esa es una discusión que tuvo lugar en los años 70, pero que fue retomada más tarde por Steven Spielberg en “La lista de Schindler”.

La serie “Holocausto” provocó conmoción en la sociedad. Pero la discusión no era sobre su estilo demasiado novelesco y hasta kitsch. Eso no era lo importante en esa época. Lo que ocupaba a los alemanes era si se debía mostrar la realidad y la crueldad de los crímenes nazis. Algunos opinaban que así se empañaba la imagen de Alemania en el mundo, y que no era un aporte al entendimiento entre los pueblos. Pero otros subrayaban que mostrar en imágenes la persecución de los judíos y los campos de concentración era urgente y necesario. Y que el tema del Holocausto apenas había sido tratado hasta entonces en Alemania.

Filmes populares que llegan a millones

Otro de los temas candentes de la exhibición son las películas sobre la Segunda Guerra Mundial. En ellos “falló el intento de explorar espacios de acción. Si se parte de que no se podía hacer nada en contra del nazismo, entonces el tema se agota rápidamente. Pienso que el debate de los años de posguerra en Alemania sufrió de la enfermedad de dar disculpas pero no ocuparse a fondo del tema”, explicó Gerhard Bliersbach, psicólogo y experto en cine, en entrevista con DW, refiriéndose a una temática que ocupó a los alemanes en la figura, entre otras, del soldado que cumple con su deber pero no es responsable, según él, de los crímenes y horrores cometidos por el régimen nazi.

También temas como los expulsados y desplazados alemanes y la resistencia al nazismo son tratados por la exposición en el Museo de la Historia de la República Federal de Alemania. Una muestra que resalta la importancia de tratar esos aspectos históricos en obras cinematográficas. Pero, ¿son medios como el cine y la televisión la plataforma correcta para difundir la historia alemana? Definitivamente, dice Hans Walter Hütter: “La historia se puede contar de manera entretenida y emocional. Puede apelar a las emociones y dar impulso a debates que incluyen a varias generaciones, tanto en el ámbito privado como en el público. Y cada vez más son las películas que se ocupan de temas históricos y llegan a millones de espectadores”. “Aunque, por ejemplo, en el cine alemán de posguerra se hable de personajes en los que muchos ven reflejados a sus antepasados, que cargan con el lastre de un pasado oscuro, se trata de figuras reales de las que todos debemos ocuparnos para entender mejor nuestra historia y a nosotros mismos”, añadió el director del museo.

La exposición “La historia alemana en el cine” (Inszeniert: Deutsche Geschichte im Spielfim) puede verse en el Museo de la Historia de la República Federal de Alemania, en Bonn, desde el 9 de junio hasta enero de 2017. Incluye material fílmico desde 1945 hasta el presente.

Autor: Jochem Kürten (CP/

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon