Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rechazo generalizado al 'coto' a los comentarios en las redes sociales

La Vanguardia La Vanguardia 23/05/2014 Carla Santángelo Lázaro

En menos de dos semanas, el uso de las redes sociales se ha convertido en el foco del gran debate público en España. Tras el asesinato de Isabel Carrasco, se desataron todo tipo de comentarios en Internet, especialmente en Twitter. Tras este suceso, otras noticias han provocado también reacciones inmediatas tanto por parte de los internautas como de algunos colectivos e instituciones, como en el caso de las denuncias interpuestas a usuarios de Twitter por publicar insultos antisemitas tras la derrota del Maccabi de Tel Aviv contra el Real Madrid en la Final Four de baloncesto.

Los insultos y amenazas -ciertas expresiones que incitan al odio o hacen apología del delito en las redes sociales-  han suscitado el debate de si se trata de una forma de libertad de expresión o si es necesario "poner coto" a dichos improperios y vejaciones, como declaró el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

Los usuarios de LaVanguardia.com han expresado su opinión tanto a través de las noticias de la web como en nuestra página oficial de Facebook o a través de las encuestas en las que, hasta la fecha de esta publicación, se han registrado más de 5.000 votos. A la pregunta “¿Crees necesario reforzar la ley para moderar los comentarios en las redes sociales?”, un 32% se muestran a favor del 'sí', frente a una mayoría (65%) que se posiciona en sentido contrario.    

En los espacios de participación de la web, se ha discutido sobre las reacciones ante los hechos acontecidos en estos últimos días, que unos condenan y otros defienden: “Estic totalment en contra de les opinions fora de lloc. Però més val que estiguen que no puguis dir la teua, per molt nefasta que sigui”, asegura ‘Rafaebre’. “És un mal menor que cal assumir si volem una xarxa lliure”, añade ‘miquel200’.

Otros, como 'ACG', plantean que se apliquen soluciones a la impunidad fuera de "la nube", antes que dentro de ella: “Se está discutiendo aquí sobre la impunidad de una opinión en un mundo virtual, ¿y no se plantea en ningún momento poner fin a la impunidad de aquellos que, de manera rutinaria, ejecutan determinadas acciones con repercusiones en el mundo y personas reales? Cuando se haya "puesto coto" a esto segundo, se podrá plantear lo primero”, asegura. Algunos, por su lado, declaran que se trata de una situación difícil de enfrentar: “Creo que se ha de controlar a las personas que lo usan como apología de la violencia y a las personas que se dedican a insultar de forma gratuita, claro que corremos el riesgo de que se convierta en una censura, es complicado,  pero algo se debería de hacer”, explica un usuario que se identifica con el número ‘19’.

Se trata de un tema que ha generado cierta controversia, ya que no todos los lectores apuntan sus argumentos en la misma dirección. A pesar de esto, la gran mayoría ha mostrado su rechazo ante la propuesta del ministro y ante la idea de censurar algunos comentarios en Internet. “Una vez más, aprovecharán la coyuntura como excusa para privarnos de libertad de expresión”, declara ‘Ataraxia’, e insiste: “El control de la opinión pública es algo que anhelan”. Algunos como ‘Konstantin’ ven inviable el control virtual: “Nos guste o no, la red no se  puede controlar”, asegura.

Son muchos los que defienden la idea de que es el desgaste frente a la clase política lo que provoca las reacciones de algunos usuarios, y que la reflexión debe radicar en ese punto. “¿Y por qué no reflexionan sobre el desapego absoluto, cuando no el máximo desprecio, a la clase política por parte de la ciudadanía?”, pregunta ‘Wild’. Por su parte, ‘Sergitus’, otro de los usuarios, lanza algunas preguntas en este sentido: “Pero, ¿y quién juzgará la malversación ideológica de algunos partidos? ¿O las mentiras? ¿O el doble rasero de la justicia?”.

En la postura contraria se encuentran los que piensan que no pueden justificarse los insultos y las amenazas en la red en ningún caso, como por ejemplo, ‘Dionisos’, que declara: “Insultos y amenazas deberían ser desterrados de la comunicación humana. Y si las personas no lo evitan por iniciativa propia, el Estado tiene la obligación de, al menos, intentar que no se produzcan”. “Me parece bien que se persiga, para que la gente sea consciente de que no por escribir desde el anonimato de las redes, vale todo”, añade ‘Perico’.

Rechazo generalizado al 'coto' a los comentarios en las redes sociales © LaVanguardia.com Rechazo generalizado al 'coto' a los comentarios en las redes sociales

Por otra parte, se dilucida la idea de que cabe sacar el debate del marco virtual: “La libertad de expresión no significa libertad de mentir, calumniar o insultar. Pero el problema no es Internet, Internet es el medio, aunque obviamente es un medio de gran repercusión. Los que ahora hacen mal uso de la libertad de expresión en la red, también lo pueden hacer en la calle misma”.

Frente a la evidente disparidad de opiniones, por lo general, los usuarios de LaVanguardia.com reivindican la capacidad de expresarse libremente en un espacio como la red, y tildan de "desproporcionada" la actuación contra el usuario valenciano detenido por su tuit. Además, rechazan las propuestas que se han planteado para reforzar la ley y moderar comentarios en las redes sociales, y piden que se reflexione sobre el porqué de las reacciones de algunos internautas. Además, hay quien piensa que ya existe un marco legal adecuado para regular este tipo de comentarios: 


Cartas de los lectores

Las personas interesadas en hacernos llegar su opinión sobre este tema, pueden escribirnos a participacion@lavanguardia.com

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon