Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rectores y estudiantes cuestionan la legalidad de exigir un B2 de inglés

EL PAÍS EL PAÍS 11/06/2014 Ivanna Vallespín

Varios rectores de las universidades públicas, así como las agrupaciones estudiantiles, cuestionan la legalidad de la exigencia del nivel de B2 de inglés para los futuros licenciados. La medida entra en vigor el próximo curso y se debe aplicar a los nuevos estudiantes que inicien la carrera en septiembre. La polémica sobre esta iniciativa centró buena parte de la reunión del Consejo Interuniversitario de Cataluña (CIC) celebrada este martes.

En el encuentro, los rectores expresaron su temor de que la medida pueda ser impugnada, ya que la exigencia del B2 no consta en los planes de estudios, sino que fue aprobada con la ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2014. Actualmente, solo la Universidad Politécnica tiene aprobado este requisito para sus estudiantes. "La única vía legal es incorporarlo en los planes de estudios. No se le puede pedir a un alumno un requisito para titularse que no esté en los planes de estudio", tercia un rector.

Por su parte, los estudiantes también mostraron su rechazo a la medida, ya que consideran que fomenta la "desigualdad" y la "elitización". Y es que los alumnos deberán buscar por su cuenta la forma de mejorar su nivel de inglés, ya que la Generalitat no prevé organizar cursos adicionales para estos alumnos. Los sindicatos se quejan de que en el momento actual no todos los jóvenes se pueden pagar una academia privada, así que el requisito puede ser un obstáculo para los alumnos con menos recursos.

El secretario de Universidades, Antoni Castellà, ha asegurado a la salida de la reunión que a pesar de la polémica la medida se implantará. Se ha encargado a la Agencia de Calidad Universitaria (AQU, en sus siglas en catalán) que organice un "procedimiento exprés" para que las universidades puedan implantar el requisito sin problema. Se espera dar el visto bueno definitivo al procedimiento en una junta extraordinaria del CIC a mediados de julio, antes de que se inicie la matriculación universitaria.

Por otra parte, el CIC también ha aprobado la congelación de las tasas universitarias, incluyendo las ingenierías. Un curso más, la Generalitat bonificará la subida del 10% aprobada el año pasado en estas carreras técnicas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon