Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Recuerdan a las víctimas de atentado en Boston

dw.com dw.com 15/04/2014 Deutsche Welle
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

El presidente de EE.UU., Barack Obama, guardó un minuto de silencio en una conmemoración sobria pero de claras palabras. El lunes 21 se realizará la competencia correspondiente a 2014.

Estados Unidos conmemoró de forma sobria el primer aniversario del atentado contra el maratón de Boston que dejó tres muertos y 264 heridos, una fecha en la que se rechazó con contundencia el terrorismo y se acumularon los llamamientos a mantener la unidad frente a las adversidades.

Exactamente a las 14:47 horas (18:47 GMT), en el momento en que estalló la primera de las dos bombas colocadas cerca de la línea de llegada del popular maratón de Boston, todo el país guardó un minuto de silencio que entre otros fue secundado por el propio presidente estadounidense, Barack Obama, en el Despacho Oval.

Le siguió un solemne repicar de campanas mientras se izaba con gran ceremonial una bandera estadounidense en uno de los puntos atacados en Boston.

Poco antes, el vicepresidente Joe Biden había proclamado la capacidad de resistencia del país ante amenazas a sus valores como la que supuso el ataque terrorista de Boston.

"Somos Boston. Somos América. Respondemos. Resistimos. Ganamos. Y conquistamos la línea de meta", proclamó Biden desde el centro de convenciones Hynes de Boston, donde tuvo lugar el principal acto público en recuerdo del acto terrorista.

Mirando a algunos de los supervivientes del atentado que también tomaron la palabra, Biden les aseguró que ellos se han convertido ante el mundo en "la cara de la determinación estadounidense" que "se niega a cambiar, se niega a ceder, se niega a sentir miedo" frente a las amenazas terroristas que tratan de acabar con los valores que definen al país.

Algo que, sostuvo, volverá a quedar claro cuando el lunes 21 se celebre una nueva edición del maratón con cifras récord de participación.

Mensaje contundente

"El próximo lunes, ustedes enviarán el mensaje que resonará en todo el mundo, también entre los terroristas, de que nunca cederemos. Nunca nos arredraremos", aseveró.

Antes de Biden, varios supervivientes del atentado, que dejó a numerosas personas mutiladas, tomaron la palabra para agradecer la solidaridad tanto del fatídico 15 de abril de 2013 como la mostrada por tantos desde entonces, y llamaron a aprovechar lo sucedido para luchar por que el mundo "sea un lugar mejor".

"Crecimos frente a la adversidad. Nuestra comunidad de supervivientes no es algo que elegimos ser, pero somos una comunidad", dijo Adrianne Haslet-Davis, una joven bailarina que perdió un pie en el atentado y que pese a ello ha luchado por volver a su pasión, la danza.

"Aprovechemos este día no sólo como un día de recuerdo sino como un día de acción (...) que el 15 de abril sea el día en que todos trabajamos para hacer de este mundo un lugar mejor", pidió.

En el acto también participaron autoridades locales como el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, el alcalde de Boston, Martin Walsh, y su predecesor, Thomas Menino, que aún ejercía de alcalde cuando se produjo el atentado.

Mientras, desde Washington, Obama también destacó la capacidad de "resistencia" de una ciudad que eligió el lema "Boston Strong" (Boston Fuerte) en respuesta simbólica al atentado.

Además, recordó a los cuatro muertos a causa del ataque, incluido el agente que fue abatido durante la intensa persecución policial que concluyó, varios días después del acto terrorista, con la muerte de uno de los presuntos autores, Tamerlan Tsarnaev, y la captura del segundo, su hermano menor Dzhokhar.

"Un año más tarde, nos impresionan los hombres y mujeres que siguen inspirándonos, que han aprendido a caminar, bailar y correr de nuevo" tras las heridas sufridas, dijo Obama en una declaración.

"Con cada paso nuevo, nuestro país se siente conmovido por la capacidad de resistencia de una comunidad y de una ciudad. Y cuando el sol se eleve sobre la calle Boylston el lunes próximo, cientos de miles se unirán para demostrarle al mundo el significado de 'Boston Strong' en una ciudad que ha decidido que vuelve a correr", agregó.

Los actos en recuerdo de las víctimas del peor atentado en Estados Unidos desde los del 11 de septiembre de 2001 se suceden en Boston desde el domingo.

A primera hora de este martes también se celebraron pequeñas ceremonias íntimas de los familiares de los fallecidos, que depositaron sendas ofrendas florales en los dos lugares donde estallaron las bombas que segaron la vida de sus seres queridos.

El tradicional maratón de Boston se celebrará este año el lunes de la semana próxima, bajo reforzadas medidas de seguridad.

Pese al recuerdo de la tragedia de 2013, Boston espera recibir para el evento a cientos de miles de visitantes. También el maratón en sí marcará un récord de participación: se han asegurado hasta 36.000 plazas, para garantizar también que todo aquel que en 2013 no pudo concluir el maratón por el atentado lo consiga un año más tarde.

El secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, aseguró hoy que su departamento hará todo lo que esté en sus manos para garantizar la seguridad del evento y subrayó la importancia de que todos "tomen nota de que el intento del año pasado por dañar a Boston y a su querido evento anual ha tenido el efecto contrario".

EL(dpa, EFE)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon