Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Religión no será de oferta obligada en bachillerato

EL PAÍS EL PAÍS 23/05/2014 Elsa García de Blas

Los institutos no tendrán la obligación de ofertar la asignatura de Religión en bachillerato, a diferencia de lo que ocurre en la secundaria obligatoria y en primaria. El Real Decreto de desarrollo de los currículos de ESO y bachillerato ha dejado finalmente también libertad a las comunidades autónomas y a los centros para no ofertar la materia si no quieren, como ya hizo la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE). El Ministerio de Educación no ha atendido así a la petición de la Conferencia Episcopal, que ha venido reclamando al Gobierno que utilizara los decretos de desarrollo para rectificar la decisión que adoptó en la Ley Wert.

El borrador de Real Decreto, que está en trámite consultivo y aún tiene que ser aprobado en Consejo de Ministros, establece que los alumnos de bachillerato deben cursar “un mínimo de dos y un máximo de tres” asignaturas de un catálogo de una docena de materias específicas, entre las que se encuentra Religión y otras como Análisis Musical, Anatomía Aplicada, etc. Las asignaturas ofertadas dependerán de “la regulación y de la programación de la oferta educativa que establezca cada Administración educativa y, en su caso, de la oferta de los centros docentes”, dice el borrador. Es decir, que las comunidades y los centros tienen libertad para ofertar, dentro de ese catálogo, las materias que quieran, sin que estén obligados a ofertarlas todas.

El Ministerio de Educación no ha colmado en este punto las aspiraciones de la Conferencia Episcopal (sí lo ha hecho en muchos otros en la LOMCE, cuando eliminó la asignatura de Educación para la Ciudadanía, blindó la financiación pública de los colegios que segregan por sexo y reforzó Religión al imponer una alternativa y hacerla evaluable para todo). El secretario general, José María Gil Tamayo, había requerido el pasado marzo al Gobierno que se aviniera a instaurar Religión de oferta obligada en todas las etapas educativas. “Me gustaría, sobre todo en bachillerato, que el desarrollo de los decretos lleven esa exigencia de que sea contemplado el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos”, aseguró.

El Gobierno disgustó hace unos días a los obispos al reducir a la mitad el horario mínimo semanal de Religión de los alumnos de primaria de Ceuta y Melilla.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon