Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Republicanos cuestionan al FBI por decisión sobre Clinton

dw.com dw.com 07/07/2016
El director del FBI, James Comey © 2016 DW.COM, Deutsche Welle El director del FBI, James Comey

Republicanos de la Cámara baja de EE. UU. acusaron al director del FBI de haber utilizado "doble estándar" para investigar el uso que hizo Clinton de servidores de correo electrónico privados para asuntos oficiales.

Representantes republicanos cuestionaron hoy (07.07.2016) al director del FBI, James Comey, por su decisión de recomendar que no se presenten cargos contra Hillary Clinton por el uso de un servidor de mail privado cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

"Ha sentado un precedente, y que no vaya a haber consecuencias es un precedente peligroso", dijo Jason Chaffetz, quien lidera el panel de vigilancia del Gobierno de la Cámara de Representantes. El martes, Comey dijo que una investigación del FBI sobre los emails de Clinton y el manejo de información confidencial mostraron que ella y su equipo fueron imprudentes, pero que no habían cometido ningún delito.

"Creo que hay una preocupación legítima de que hay un doble estándar. Si su nombre no es Clinton o usted no es parte de la elite poderosa, entonces la Justicia actuará de manera diferente", afirmó Chaffetz.

Eventual aliado

Muchos republicanos se han expresado decepcionados por la decisión de Comey, a quien veían como un eventual aliado contra Clinton porque está registrado como republicano y ocupó cargos de gran importancia a las órdenes del expresidente George W. Bush antes de ser nombrado como director del FBI en 2013 por el actual mandatario, Barack Obama. "Parece que la gente normal, si hubiera hecho lo que usted dice, estarían ahora mismo esposados y de camino a la cárcel", consideró Chaffetz en un intercambio con Comey.

30.000 correos electrónicos

Frente a las críticas, el jefe del FBI defendió su investigación "apolítica y profesional" con la que revisó durante más de un año 30.000 correos electrónicos enviados y recibidos a través de varios servidores privados, instalados en numerosos dispositivos móviles, que la exsecretaria de Estado usó dentro y fuera de EE.UU.

"Creo que ningún fiscal razonable habría presentado este caso", subrayó Comey. "Veo evidencias de una gran negligencia. Pero no veo evidencias suficientes para establecer que la secretaria Clinton o aquellos con los que ella mantenía correspondencia, hablaran sobre información clasificada por correo o supieran que lo que estaban haciendo iba contra la ley", defendió el jefe del FBI.

La fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, decidió ayer no presentar cargos contra Clinton tras seguir la recomendación del FBI.

FEW (EFE, dpa)



Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon