Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Robert Plant: 'Hace años que dejé atrás los 70'

El Mundo El Mundo 04/06/2014 CARLOS FRESNEDA

El mismo día en que salían a la venta los tres primeros álbumes 'remasterizados' de Led Zeppelin, Robert Plant convocó a la prensa en Londres para presentar en público su nueva odisea musical, arropado por The Sensational Space Shifters.

El disco, una sugerente mezcla de influencias norafricanas con el 'tempo' del trip hop, saldrá a la venta en septiembre con Nonesuch Records. "He querido hacer algo nuevo y fresco, y creo que con la ayuda de estos increíbles músicos y amigos lo he logrado", aseguró Plant, que a sus 65 años confía en dar una campanada comparable a la que logró con los cinco Grammys junto a Alison Krauss en el 2009, gracias a su celebrada vuelta al 'bluegrass'.

"Hace años que dejé atrás los setenta, creo que fue exactamente en el 2000", dijo a modo de declaración de principios el ex cantante de Led Zeppelin, desmarcándose más claramente que nunca del guitarrista Jimmy Page y de sus infructuosos esfuerzos por reagrupar a la vieja banda.

Page se ha lamentado en público del "desplante" de Plant y del bajista John Paul Jones, que le dejaron solo ante el peligro a la hora de reeditar (con nuevas versiones) los nueve álbumes de estudio de la banda más influyente del rock en los setenta.

La indolencia del tercer mosquetero, John Paul Jones, siempre fue pública y notoria. La novedad estriba en la ruptura de Plant, que asegura haber recuperado "el sentido de la aventura en la música" junto a un guitarrista que "nada tiene que ver con todo lo que yo había hecho antes".

La antítesis de Jimmy Page se llama Justin Adams, 53 años, que también contagió a Brian Eno y a Sinéad OConnor su particular querencia por los ritmos de Africa occidental, junto al trovador de Gambia Juldeh Camara, el maestro incomparable del 'ritti' (el violín a una cuerda).

"Hemos querido huir de las fórmulas y recuperar la capacidad de exploración de la música, mezclando elementos de aquí y de allá", declaró el guitarrista y productor, que se ha apoyado también en dos de los padrinos de la escena 'trip hop' de Bristol: Billy Fuller (Massive Attack) y John Baggott (Portishead).

"Es un disco de pura celebración, arenoso y crujiente a partes iguales, con mucha influencia norafricana y también muy Massive Attack", anticipó Robert Plant, ilusionado como un niño con zapatos nuevos en la presentación de los once cortes, en los que destacan baladas como 'Rainbow' y 'The Stolen Kiss', con el contrapunto rítmico de 'Turn it Up' o 'Poor Howard'...

Un disco de varias oídas que provocó una cascada de aplausos y algún que otro "bravo" entre los críticos. Un álbum experimental pero con cierta capacidad de pegada que el propio Robert Plant pondrá a prueba a su paso por Glastonbury y por el circuito de verano con The Sensational Space Shifters, sin renunciar a sus versiones casi irreconocibles de Led Zeppelin.

Ante la insistencia de Jimmy Page, Robert Plant ha dicho recientemente que sigue siendo todo oídos ante la improbable reunión del grupo, pero que no quiere acabar "aburrido" con los Eagles. El lunes y en Londres, dejó muy claro que se encuentra en "una de la fases más excitantes su vida musical". Su voz, asegura, ha encontrado la geografía y la compañía que llevaba tiempo buscando, con sonidos que le remiten a lo mejor de su juventud, en el sugerente arco que traza un ritti y que va de Túnez a Gambia, pasando por Marruecos y Mali

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon