Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Roland Garros: Taylor Townsend rompe con los estereotipos

La Vanguardia La Vanguardia 31/05/2014 David Ruiz Marull

Taylor Townsend no cumple con los estereotipos del circuito femenino de tenis. Y eso le ha pasado factura en su incipiente carrera. La joven estadounidense, de 18 años, es negra, bajita y tiene sobrepeso. El color de su piel, sus 1,65 metros de altura y sus 77 kilos de peso no han sido, sin embargo, hándicap para que ella siga progresando entre las tenistas profesionales. Su espíritu de lucha, su fuerza interior, le ha permitido superar los momentos más complicados hasta aparecer como la revelación de Roland Garros en 2014.

En su debut sobre la tierra de París, una superficie que no es su favorita, alcanzó los dieciseisavos de final, donde cayó ante la española Carla Suárez (6-2 y 6-2). Es la número 205 del mundo, jugaba gracias a una Wild Card del torneo francés y aún así fue capaz de derrotar primero a su compatriota Vania King y después a Alizé Cornet, que ocupa el puesto 21 de la WTA. "Es una jugadora imprevisible, capaz de dar golpes absolutamente espectaculares. Se la espera desde hace tiempo. Ya se sabe que juega muy bien. Fue número uno mundial juvenil hace dos años ", afirmó la francesa tras caer ante Townsend en tres sets (6-4, 4-6 y 6-4).

La estadounidense celebró la victoria con una extraña celebración en medio de la pista que dejó boquiabierto al público del Abierto de Francia. "Desde que llegué a París estaba tentada de hacerlo. Espero no haber parecido estúpida. Es un baile de Georgia llamado Nae Nae. ¿A que es muy cool?", explicó. Fue su entrenadora, la texana Zina Garrison, quien la animó a exhibir su talento en la danza.

La relación entre ambas comenzó de la forma más traumática. Hace dos años, Taylor se preparaba para participar en el US Open júnior cuando fue vetada por la Asociación de Tenis de los Estados Unidos (USTA) a causa de su sobrepeso. Entonces pesaba 80 kilos, era la mejor tenista de su edad y venía de ganar el Open de Australia 2012. No sirvió de nada. "Estaba realmente enfadada y lloré", reconocía esta semana.

"Nuestra preocupación es la salud de Taylor a largo plazo… y después su desarrollo como jugadora, también a largo plazo, para que pueda ganar el título absoluto en la Pista Arthur Ashe, cuando llegue su momento", se justificó Patrick McEnroe, director del Programa de Entrenamiento de Jóvenes de Estados Unidos. "Es una tragedia que se aparte a alguien por su peso", replicó Serena Williams, número uno del mundo. Townsend se había inscrito en el torneo sin el beneplácito de la USTA, que se negó a pagarle el viaje.

Aquel incidente provocó que Taylor Townsend dejara de entrenar con los técnicos de la USTA en Boca Ratón (Florida) y se pusiera a las órdenes de Garrison, finalista en Wimbledon en 1990. Su nueva entrenadora le hizo trabajar duro para mejorar su movilidad, la ayudó a perfeccionar su saque y a controlar el peso. En 2012 se impuso en dobles femeninos en Melbourne, Wimbledon y Flushing Meadows y se convirtió en la primera estadounidense que era el número uno juvenil desde Gretschen Rush en 1982.

"Trabajé duro para estar en la mejor forma posible, de hecho me ha dado mucha fuerza", recordaba la tenista. "(Aquel incidente) me ayudó a creer en mí y me abrió los ojos. Ya sabes... no vas a gustarle a todo el mundo", apuntó.

Townsend, que nació en el barrio de Englewood de Chicago (Illinois) en 1996, es zurda y fan de Martina Navratilova, otra tenista que rompió moldes cuando decidió salir del armario. El cemento y la hierba son sus pistas preferidas. Aunque le ha encantado pisar la tierra en Roland Garros. "Me lo he pasado muy bien jugando ante un montón de gente", afirmó tras ser eliminada por Carla Suárez. La derrota no mancilló una actuación que fue destacada incluso por el británico Andy Murray. "¡Qué buena es Taylor Townsend #talento", tuiteó el escocés.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon