Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Roma y su nueva alcaldesa “cinco estrellas”

dw.com dw.com 20/06/2016 Vera Kern (ER/CP)
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

Prácticamente desconocida hace algunos meses, la abogada Virginia Raggi será la nueva alcaldesa de Roma. Un ascenso meteórico de la mano del movimiento “Cinco Estrellas”.

“Con nosotros comienza una nueva era”, anunció Virginia Raggi, de 37 años de edad, tras haber sido elegida alcaldesa de Roma por amplia mayoría. Se propone “devolver la legalidad y la transparencia” a las instituciones de la capital italiana y considera notable haber sido la primer mujer en conquistar ese cargo en un momento en que “la paridad es aún una quimera”.

Por promesas grandilocuentes no se queda atrás. Mejorar el estado de las calles, crear nuevas vías para los buses y las bicicletas serán algunas de sus tareas, pero también “limpiar” la administración y acabar con la corrupción y el nepotismo. Virginia Raggi rechaza categóricamente una candidatura de Roma para los Juegos Olímpicos de Verano de 2024, pero quiere que sus habitantes tomen la decisión en un referéndum.

De abogada a alcaldesa

Abogada de profesión, Raggi incursionó en la política hace apenas pocos años y proyecta una imagen de gran cercanía a los ciudadanos. Se muestra como una romana común y corriente, preocupada por el futuro de su ciudad, y como una madre que quiere crear un mejor entorno para su hijo. En su página de internet cuenta cómo, al pasear con el coche de bebé por la ciudad, le quedó claro cuán deteriorada está Roma tras las fachadas que ven los turistas y decidió hacer algo para cambiar las cosas. Así optó por entrar en la política.

Comenzó participando en un comité vecinal. Junto con su marido, un periodista, fundó en su barrio una rama del “Movimento Cinque Stelle, el provocador movimiento de protesta fundado en 2009 por el excomediante Beppe Grillo. Poco después, en las elecciones municipales de 2013, conquistó un puesto en el Consejo edilicio.

Otra manera de hacer política

No hubo afiches con su rostro en Roma. Su campaña se basó en las redes sociales, con una etiqueta que incluye su nombre: #coraggio. El coraje es parte de su programa.

“La receta de su éxito consiste en hacer las cosas de manera diferente a la de los viejos políticos”, señala Tommaso Pedicini, jefe de la redacción italiana de Funkhaus Europa, destacando que Raggi es “joven, es mujer y sobre todo está libre de las viejas redes de nepotismo”. De hecho, se presentó como una contrapropuesta, como la antítesis del clásico político tradicional salpicado por la corrupción. No obstante, da una impresión más calmada que el furibundo fundador del Movimiento Cinco Estrellas, Beppe Grillo.

Un test para Cinco Estrellas

Virginia Raggi es una novata en política. Incluso en Roma pocos la conocían hace algunos meses. Su desafío es hacer de la capital italiana una ciudad gobernable. El Movimiento Cinco Estrellas espera lograr, gracias a ella, un certificado de que está en condiciones de gobernar. El “proyecto Roma” podría convertirse por ende en un test para las elecciones parlamentarias italianas del año próximo.

Las expectativas de éxito generan una fuerte presión sobre Raggi, a juicio de los observadores. “Tengo mis dudas de que ella pueda poner fin, como con una varita mágica, a los largos años de corrupción y mala gestión política en Roma”, indica Pedicini. Y explica que, por mucho que tome en serio sus promesas electorales, Roma no es una isla, ajena al resto de la política italiana. Por eso, Pedicini solo le asigna un 20 por ciento de posibilidades de éxito.

Autor: Vera Kern (ER/CP)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon