Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rubalcaba intenta parar la revuelta interna contra la Monarquía

El Mundo El Mundo 04/06/2014 LUIS ÁNGEL SANZ

El trata de frenar la todavía pequeña revuelta interna que amenaza con crecer y extenderse por todas las federaciones. Las direcciones de los socialistas de Baleares y Galicia reclaman ya la celebración de un referéndum para que los españoles decidan si prefieren continuar con la Monarquía o cambiar a la República. Todo en contra de las directrices de y de las resoluciones aprobadas por el PSOE.

La rebelión empezó el lunes, poco después de conocerse la . La Ejecutiva Federal socialista debatía desde las 11.00 horas el procedimiento de consulta con el que los militantes elegirán al futuro secretario general. Ante Rubalcaba y toda la dirección, el secretario general de Juventudes Socialistas, Nino Torre, pidió la palabra y reclamó que el PSOE promueva un referéndum no vinculante para conocer la opinión de los españoles sobre la forma de Estado: si quieren continuar con la Monarquía o si prefieren la III República.

La secretaria general de los socialistas de Baleares, Francina Armengol, también habló y abogó por que los socialistas "busquen fórmulas para que los ciudadanos decidan sobre la forma de Estado" en el nuevo tiempo que se abre tras la abdicación, según fuentes del órgano.

Rubalcaba les respondió a los dos y trató de zanjar el debate. El líder socialista aseguró "comprender" a los jóvenes, pero pidió a toda la dirección y a todo el partido apoyar a la Monarquía "por responsabilidad" y para "garantizar la estabilidad".

Debate antiguo

Pero fuera de la Ejecutiva empezaron a surgir pronunciamientos republicanos de distintos dirigentes regionales y locales del PSOE. El debate no es nuevo, pero resurge tras la abdicación y ante el vacío de poder en la dirección del principal partido de la oposición. Casi todos los socialistas responden que tienen "alma republicana". Y algunos dirigentes entienden que no pueden dar la espalda a sus bases en un momento de gran desafección. "Muchas de las personas que llenan las plazas pidiendo la república son militantes o votantes nuestros", aseguró este martes a este diario un barón socialista.

Las direcciones de Galicia y Baleares -junto con agrupaciones como Barcelona, Soria o Alcobendas- encabezan la rebelión republicana. El secretario general del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, señaló que ahora "se abre un tiempo de reflexión para una reforma constitucional bajo el prisma del consenso también sobre la Jefatura del Estado". Este martes, la Ejecutiva del PSOE de Pontevedra acordó por unanimidad apoyar a la república "como fórmula de organización política del Estado".

El PSOE de Baleares también se ha rebelado. Armengol se declara "republicana" y ve en este debate una "oportunidad" para recuperar apoyos. "Veo una oportunidad para el país", dijo. Incluso amagó con promover un desmarque de los diputados baleares respecto a la línea marcada por Rubalcaba en la votación de la ley sucesoria en el Congreso, informa Daniel Álvarez.

Rubalcaba trató ayer de poner orden y aseguró que "el PSOE no va a romper el pacto constitucional alcanzado en la Transición", del que se mostró "orgulloso". Su equipo remite a la legalidad vigente en el partido. En la Conferencia Política de noviembre, los socialistas aprobaron una resolución que reconoce su "tradición cultural y política republicana", pero que defiende a la vez la Monarquía.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon