Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rudy: 'Me dirigí a Plaza porque gritaban para desconcentrar cuando tirábamos'

El Mundo El Mundo 09/06/2014 EUROPA PRESS / EFE

El alero del Real Madrid Rudy Fernández se ha referido al incidente que protagonizó con el banquillo del Unicaja en el segundo partido de semifinales, aclarando que hizo un gesto al banquillo andaluz porque "gritaban para desconcentrar" cuando tiraban a canasta, pero ha añadido que "es algo que se queda ahí" y que siente "respeto por el Unicaja y su afición".

"Yo tengo mucha confianza con Joan Plaza. Me ha entrenado individual y colectivamente. Me conoce desde que tengo 14 años. En los partidos así se genera mucha tensión. Son cosas que pasan en el partido. Muchas veces, cosas que digo se sacan de contexto. No digo que quieran perjudicarme pero sí quizá dar una imagen que no es así. Es cierto que mi gesto no es el mejor, pero es algo que pasa en el partido", señaló Rudy antes de viajar a Málaga.

El balear explicó el motivo de sus aspavientos. "No me enfrenté al banquillo del Unicaja, me dirigí a Joan porque muchas veces, cuando nosotros tirábamos, ellos gritaban para desconcentrarnos. Él lo contó en la rueda de prensa. Es algo que se queda ahí. Yo lo respeto muchísimo, es un gran entrenador que está haciendo un magnífico trabajo con el Unicaja. Respeto mucho al equipo y también respeto a la afición de Málaga. No será la primera vez que me piten en un campo ni será la última", se resignó.

En el apartado puramente deportivo, Rudy reconoció que el Unicaja "está planteando partidos muy duros", logrando que a los jugadores blancos le esté "costando muchísimo entrar en el partido" y obligándoles a "estar más fuertes en defensa".

"Antes de empezar la eliminatoria dijimos que sería fundamental controlar el rebote y no estamos siendo capaces. Precisamente por eso, se está viendo que no estamos como tendríamos que estar. El acierto exterior ha contribuido al 2-0. Pero cuando hemos defendido bien a ellos les ha costado muchísimo entrar en el partido. Eso es lo más importante", reiteró.

El alero, quien considera que el equipo andaluz "no ha dado todo de sí" todavía, reconoció que está sufriendo en el plano físico. "El dedo no lo llevo bien. El calendario no da tregua. Pero tengo que salir adelante y estar al mejor nivel que pueda dar. Llevamos muchos partidos. Es mucha tralla física y mental", lamentó.

Por su parte, Jaycee Carroll no dudó en calificar de "duro y complicado" el próximo partido ante el Unicaja en Málaga que podría significar el pase a la final del vigente campeón caso de obtener la victoria.

"Tenemos la oportunidad en Málaga de sellar el billete para la final pero va a ser duro y complicado, aunque estamos animados para ganar el partido. Con 2-0 de ventaja no deberíamos tener presión", dijo el escolta estadounidense.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon