Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rusia acepta una solución temporal a la ‘guerra del gas’

EL PAÍS EL PAÍS 02/06/2014 Lucía Abellán
El comisario europeo de energía, Guenther Oettinger, en Bruselas. © Virginia Mayo El comisario europeo de energía, Guenther Oettinger, en Bruselas.

Europa se aleja del escenario de interrupciones en el suministro de gas ruso este verano. Rusia y Ucrania acordaron este lunes un marco conjunto que permita saldar las deudas millonarias de Kiev y fijar un precio para las entregas futuras. El comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, pidió que el pacto permita garantizar las entregas sin cambios al menos un año. Los responsables de Gazprom, el gigante energético ruso, y Naftogaz, la compañía ucrania, aceptaron la idea, pero aún debe ser refrendada por las autoridades de sus respectivos países, según explicó Oettinger al término del encuentro.

Kiev paga 578 millones de la deuda que Gazprom cifra en 2.500

El ambiente de la reunión trilateral indicaba que algo había cambiado desde los últimos encuentros. La clave fue la confirmación por parte de Gazprom de que había recibido el pago de 578 millones de euros que Ucrania había efectuado el viernes. Esa cantidad cubre algo más de un tercio de la deuda reconocida por todos, unos 1.600 millones, aunque queda muy por debajo de lo que reclama Moscú, más de 2.500 millones. A partir de ahí, las partes negociaron durante casi seis horas, que dieron como fruto un acuerdo apenas hilvanado. Al contrario que en citas anteriores, donde cada parte ofrecía su versión de los hechos, el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, y su homólogo ucranio, Yuri Prodan, coincidieron en que fuese el comisario europeo quien comunicase los resultados a la prensa.

más información
  • Rusia ofrece a Ucrania una tregua en la ‘guerra del gas’
  • La UE se prepara ante otra guerra del gas con Rusia
  • Bruselas exige a Putin que garantice el gas a Ucrania
  • Rusia amenaza con cortes de gas a Ucrania y a la Unión Europea

“Mi objetivo es que el precio que se pacte para entregas futuras se mantenga hasta junio de 2015, de forma que se garantice la seguridad del suministro un año y podamos almacenar. Lo importante, además, es que mientras se estudian estas propuestas, no habrá interrupción en el suministro energético”, aseguró Oettinger. La amenaza de cerrar el grifo del gas mantenía a la Unión Europea en vilo, pues un tercio del gas que consume proviene de Rusia y la mitad circula por Ucrania.

Apenas hay detalles de un pacto que puede ser revocado en los próximos días a la más mínima duda de las autoridades rusas o ucranias. Oettinger explicó que lo abonado ya por Kiev ha permitido saldar la deuda gasística del primer trimestre del año. Para el resto de facturas pendientes (noviembre y diciembre del año pasado y abril y mayo de este), Bruselas propone un precio intermedio entre el subsidiado que pagaba Ucrania hasta la caída de Víctor Yanukóvich y el excesivo que le exige Rusia desde abril, superior al que abona el resto de Europa.

Las partes volverán a reunirse pronto para perfilar los detalles. Por primera vez en mucho tiempo, se respira cierta confianza entre los dirigentes. Más allá de garantizar las entregas, Rusia y Ucrania renuncian de momento a emprender acciones legales por la batalla del gas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon