Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rusia y China: acuerdo energético entre gigantes

BBC Mundo BBC Mundo 21/05/2014 BBC Mundo
Photo © AP Photo

Rusia acordó abastecer a China de gas natural en un multimillonario tratado que ambos países han estado negociando durante una década.

El acuerdo por un monto estimado de US$400.000 millones -aún no se ha difundida la cifra exacta- tiene un plazo de 30 años.

Los analistas informan que los enfrentamientos políticos de Moscú con Occidente por la crisis en Ucrania influyeron en que finalmente se concretara el convenio de gas con Pekín, quien le provee un nuevo mercado a los recursos naturales rusos.

La firma del acuerdo se realizó durante una ceremonia en Shanghái a la que asistieron el presidente de China, Xi Jinping, y su homólogo de Rusia, Vladimir Putin.

Dura postura china

El convenio es entre la empresa rusa Gazprom y la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC).

En virtud de él, Rusia le proveerá a China 38 millones de metros cúbicos de gas al año a partir de 2018.

La larga negociación se debió a diferencias en el precio y a la firme postura de China durante las conversaciones.

En los últimos diez años, Pekín ha encontrado otras fuentes de gas. Turkmenistán es, por el momento, es su mayor proveedor y, el año pasado, China empezó a importar ese hidrocarburo de Birmania.

Otro de los obstáculos en la negociación tuvo que ver con la construcción de gasoductos hacia China.

Hasta ahora hay un gasoducto completo que recorre el oriente ruso hasta la frontera con China, llamado "Energía de Siberia". Se inició en 2007, tres años después del acuerdo inicial de Gazprom con CNPC.

La financiación de entre US$22.000 millones y US$30.000 millones para esta infraestructura fue el meollo de las recientes discusiones.

Comercio bilateral en crecimiento

Europa continúa siendo el mayor importador de energía rusa, con la compra de más de 160.000 metros cúbicos de gas, en 2013.

Sin embargo, las recientes tensiones por las medidas del Kremlin en Ucrania han forzado a los ministros europeos a reevaluar su dependencia en el gas ruso.

Pero el nuevo acuerdo con China abre todo un nuevo mercado para los recursos energéticos rusos.

Como país, China es el principal socio comercial de Rusia, con un comercio bilateral que llegó a US$90.000 millones en 2013.

Los dos vecinos buscan doblar ese volumen a unos US$200.000 millones en los próximos diez años.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de BBC Mundo

image beaconimage beaconimage beacon