Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sáenz de Santamaría llama a la unidad de España en Barcelona y ante Artur Mas

EL PAÍS EL PAÍS 12/06/2014 Miquel Noguer
Artur Mas, ayer, con Soraya Sáenz de Santamaría en la Llotja de Mar de Barcelona. © CARLES RIBAS Artur Mas, ayer, con Soraya Sáenz de Santamaría en la Llotja de Mar de Barcelona.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, compartió mesa y atril ayer por la noche en Barcelona con el presidente de la Generalitat, Artur Mas, durante una cena con empresarios en los que ambos defendieron sus puntos de vista con relación al proceso soberanista catalán. Sáenz de Santamaría defendió la unidad de España y subrayó que “está en nuestras manos esforzarnos para defender lo que nos une y limar lo que nos separa”, a lo que Mas respondió defendiendo el proceso soberanista abierto en Cataluña.

Ambos dirigentes se mostraron distendidos y muy cordiales en un intento de dar normalidad a las relaciones entre la Generalitat y el Gobierno central, que se encuentran bajo mínimos desde el anuncio de convocatoria de una consulta de autodeterminación en Cataluña para el 9 de noviembre. La conflictividad institucional llegó a tal punto que Mas plantó en octubre a la vicepresidenta en otro acto empresarial en Barcelona alegando problemas de protocolo.

Sáenz de Santamaría aprovechó el acto en la para hacer un discurso conciliador y  subrayar que Cataluña es "un activo de nuestro país"

Nada de esto ocurrió ayer durante una cena organizada por el diario Expansión. “Avanzando juntos podemos llegar mucho más lejos que separados”, dijo la vicepresidenta en su discurso, mientras que el presidente catalán, que cerró el acto, le contestó que esa alusión a ir “juntos” Cataluña la entiende ahora en el marco europeo. Mas también cuestionó que para tener una economía competitiva se necesite tener un país muy grande. “Si economías pequeñas como Dinamarca, Finlandia o Suecia son capaces de ser grandes en eficiencia y de tener los mejores estados del bienestar de toda la UE, es porque hoy la palabra juntos ya la tenemos que interpretar todos a nivel europeo”, sentenció Mas.

Sáenz de Santamaría aprovechó el acto en la capital catalana para hacer un discurso conciliador y para subrayar que Cataluña es “un activo de nuestro país, pero sobre todo dentro de nuestro país”, dijo refiriéndose a España. Resaltó que esta comunidad siempre ha sido parte de un “gran proyecto compartido” y debe seguir siéndolo. La vicepresidenta también comentó que la pluralidad es un “valor” en España y la unidad “una fortaleza”.

Mas respondió que quería evitar la confrontación dado el ambiente “festivo” de la velada, pero no dudó en insistir en la visión de una Cataluña enfocada básicamente hacia Europa.

El acto tuvo lugar en la LLotja de Mar de Barcelona. La vicepresidenta del Gobierno llegó una hora tarde debido al mal tiempo en Madrid. La organización les sentó uno frente al otro, en una mesa con destacados empresarios como Isidre Fainé (CaixaBank), Florentino Pérez (ACS), José Manuel Entrecanales (Acciona), Ángel Ron (Banco Popular), Salvador Alemany (Abertis) y Salvador Gabarró (Gas Natural), entre otros.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon