Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sólo el líder del PSOE de Madrid evita tomar medidas tras la debacle del partido en las europeas

El Mundo El Mundo 12/06/2014 EL MUNDO

La del primer secretario del , , y la disolución de la dirección que le ha acompañado desde noviembre de 2011 es el último coletazo de la crisis abierta en el tras los pésimos resultados obtenidos en las del pasado 25 de mayo. Una situación de emergencia que ha provocado otras al máximo nivel, como la de su secretario general, y la del secretario general del PSE, , y que ha supuesto el pistoletazo de salida de la en la formación con sede en Ferraz.

Navarro obtuvo el peor resultado del PSC en unas elecciones al Parlamento Europeo, con un 14.28% de los votos. Perdió la mitad del respaldo ciudadano logrado en 2009 (35.86%) y logró sólo un eurodiputado: su cabeza de cartel, Javi López. Además, fue superado por y . En consecuencia, cayó al tercer puesto en Cataluña. Por todo ello, el líder del PSC admitió que su partido debía hacer una "reflexión". Dos semanas después, ha decidido abandonar el cargo al entender que es "la mejor solución" y que son precisos "cambios profundos".

"Si la noche de las europeas hubiese perdido las elecciones respecto del PP y hubiese sido por más de cinco puntos, yo me hubiera ido", declaraba el pasado martes Guillermo Fernández Vara en una entrevista en el programa de Onda Cero. "Una vez que demuestras que no puedes liderar un proyecto, que has perdido unas elecciones autónomas, que has perdido unas elecciones generales y pierdes por tercera vez unas elecciones europeas, yo lo tendría absolutamente decidido. ¿Quién se quedaría? Da igual, el que se quede seguro que lo hará mejor que tú, que has sido un perdedor", abundada el ex presidente de Extremadura y secretario general del PSOE en esta comunidad autónoma, una de las voces críticas en su partido.

"Entiendo que esto es duro, que es difícil plantearlo, pero creo que el partido tiene que mirar muy bien, territorio por territorio, federación por federación, y tiene que hacer cambios donde se crea que hay que hacerlos, empezando por mí, si alguien lo estima oportuno. No nos podemos cruzar de brazos".

En el clima de en que se ha instalado la vida política española, intensificado tras la renuncia a la Corona de podría insertarse un análisis de la situación actual de las diferentes federaciones socialistas, con algunas, como la andaluza, especialmente reforzada tras el 25-M y otras en distinto grado de agotamiento e incluso, fricción interna, caso de Castilla y León. Lejos quedan los tiempos de los barones Manuel Chaves, José Bono, Juan Carlos Rodríguez Ibarra y Pasqual Maragall.

Madrid y Navarra

Al retrato 'robot' esbozado por Fernández Vara responden el PSN de Roberto Jiménez Alli (14,49% de votos frente al 25,10% del PP) y el Partido Socialista de Madrid (PSM) de . Éste cosechó el cuarto peor resultado de una región socialista en las europeas y una derrota histórica (18,94% frente al 29,88% del PP). El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM) y portavoz en la Asamblea de Madrid se escudó en un primer momento en para. "Todos los socialistas somos responsables de los resultados", fue la valoración de Gómez.

En ninguna región como en ésta queda tan de manifiesto la irrupción de Podemos, que consiguió 249.559 votos y un 11,28% en las pasadas europeas, beneficiándose en gran medida del descontento con el PSM. "Hay que abrir un proceso de reflexión", concluye Fernández Vara. "No le voy a imponer nada a la comunidad de Madrid, pero con un porcentaje de voto del 18% tenemos imposible ganar en España. ¿Podemos seguir por esa vía? Yo creo que no". En Extremadura, el PSOE aventajó al PP en más de tres puntos (38, 72% frente a 35,54%).

© Proporcionado por elmundo.es

Mientras, en Navarra, Roberto Jiménez se mantiene en el cargo al frente del PSE, aunque por poco tiempo. Tras la y la debacle de las europeas, a la primera fila de la política, la celebración de primarias abiertas para elegir el cartel electoral del partido en Navarra para los comicios de 2015, así como la celebración de un congreso extraordinario del partido en la Comunidad foral, todo ello a lo largo de 2014.

Comunidad Valenciana

El PSOE valenciano también registró el 25-M el peor resultado de su historia, superando sus récords en negro convocatoria tras convocatoria. No ha dejado de buscar su suelo desde que perdió la Generalitat hace 20 años. El 25-M el PSPV sumó apenas 377.000 votos, un 21,63%, por debajo incluso de la media nacional.

La hecatombe no ha cuestionado, sin embargo, a su secretario general porque Ximo Puig tuvo la habilidad de convocar las primarias (las primeras abiertas de su partido) antes de las elecciones. Con una participación masiva del 83% de los militantes y simpatizantes censados y un 70% de apoyos, Puig se garantizó ser candidato en 2015.

El líder del PSPV, que ya apoyó sin éxito a en 2012, fue el primer barón socialista en posicionarse públicamente a favor de tras la renuncia de Rubalcaba. Lo hizo entonces en nombre del partido en la Comunidad Valenciana y no tardaron en reprochárselo en casa. Ahora, sin Díaz en el tablero, ha decidido guardar silencio para no volver a errar. El PSPV aspira, pese a todo, a mantener su alianza estratégica con el PSOE andaluz para poder ser decisivo en la reconstrucción del partido, informa Rodrigo Terrasa.

Castilla y León

Las diferencias entre el secretario regional del PSOE, Julio Villarrubia, y el número tres socialista y secretario de Organización federal, Óscar López, han dado pie a que se hable abiertamente de bicefalia en el socialismo castellanoleonés. Una situación que siempre fue muy complicada, resuelta en principio en 2013 gracias al denominado , que saltó por los aires el pasado 30 de mayo, cuando López provocó la y forzó la convocatoria de un congreso extraordinario en el que él querría ser secretario general.

El PSCL está en la oposición desde 1987 y no tiene casi ninguna posibilidad de ganar. Según fuentes socialistas de la región críticas con los aspirantes, a ambos les falta ambición para hacer sombra al PP de Juan Vicente Herrera.

Galicia y Asturias

El secretario general del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, elegido en septiembre de 2013 en unas que no contaron con la bendición de Rubalcaba y el aparato socialista federal, se ha mostrado recientemente a favor de una revisión del actual sistema constitucional y de abrir un debate sobre la forma política del Estado. Un posicionamiento que ha provocado desmarques y críticas dentro del propio partido en Galicia.

En las pasadas elecciones europeas el PSdeG logró un 21,73% de votos, frente al 35,16% del PP. Mejor le fue a la Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE). Javier Fernández Fernández, secretario general y presidente del Principado desde mayo de 2012, venció en la región con un 26,06%, frente 24,11% obtenido por los 'populares'.

Baleares

La portavoz del PSOE Balear, Pilar Costa, ha mostrado en nombre del partido "todo" su respeto para Navarro y ha dicho que al margen de los malos resultados en las europeas han pasado "más cosas".

En Baleares, el adelanto de las primarias del PSIB, celebradas a principios de abril, para decidir la candidatura a las próximas autonómicas, ha salvado a la secretaria general de los socialistas, Francina Armengol, del 'efecto Rubalcaba'. La dirección regional descartó de inmediato cambios pese al batacazo en las europeas, donde el PSIB perdió 40.000 votos respecto a 2009 y se alejó medio punto del PP, cuya ventaja creció hasta los cinco puntos y medio pese a dejarse también 39.000 votos.

Armengol tiene el aval de las primarias, por primera vez abiertas a militantes y también a simpatizantes, donde fue elegida candidata a la presidencia del Govern en 2014. La sustituta de Francesc Antich ganó a la ex alcaldesa y líder de los socialistas de Palma, Aina Calvo, por algo más de 1.000 votos, nueve puntos de distancia, con un respaldo del 54%. La secretaria general del PSIB, además, se ha reivindicado ante las bases del partido tras al y pedir un referéndum donde los ciudadanos puedan votar entre .

El debate sobre el modelo de Estado se ha convertido, como reconocen en la dirección del PSIB, en una oportunidad para tratar de recuperar al electorado de izquierdas y ha derivado en una pugna interna -de nuevo entre Armengol y Calvo- por abanderar la reivindicación de un referéndum y por desmarcarse de la línea oficial del PSOE. Los socialistas de Palma han ido más allá de lo que plantea Armengol y exigieron "explicaciones" al líder del PSOE por pactar con el PP la "aprobación exprés" de la ley sucesoria, informa Daniel Álvarez.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon