Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

San Fernando quiere recuperar su plaza tras ser embargada

EL PAÍS EL PAÍS 10/06/2014 Esther Sánchez

La plaza de España de San Fernando de Henares y su subsuelo dejaron de pertenecer a los vecinos en 2008. El Ayuntamiento aportó el terreno municipal de este bien de interés cultural (10.827 metros cuadrados) y de su subsuelo (donde hay un aparcamiento) a la sociedad mixta Plaza de España, SL. (de la que posee el 49%) y que fue creada para remodelar este espacio. Pero esta empresa está en concurso de acreedores y sobre la plaza pesan tres hipotecas con Bankia y tres embargos. La decisión de ceder la plaza a la sociedad se tomó a pesar de que los bienes de dominio público son inalienables, inembargables e imprescriptibles, según el informe de la secretaria municipal del ayuntamiento.

El resto de la empresa, el 51%, pertenece a los propietarios de las viviendas colindantes, que aportaron a la sociedad sus inmuebles. Ahora el Ayuntamiento, gobernado por IU, intenta dar marcha atrás y recuperar la plaza. “La urgencia se debe a que la empresa no tiene liquidez y está en concurso de acreedores. Si no recobramos la titularidad, Bankia podría llegar a ejecutar las hipotecas y tendríamos un lío jurídico tremendo”, explica Ángel Moreno, alcalde de la localidad. La deuda con acreedores de la sociedad asciende a 94 millones, 60 de ellos de Bankia, y el resto entidades comerciales.

La urgencia se debe a que la empresa no tiene liquidez, explica el alcalde (IU)

Los problemas que arrastra la sociedad mercantil, se trasladaron a IU, que como un reflejo del conflicto se ha partido en dos. La ruptura volvió a aparecer en el pleno extraordinario que se celebró ayer. Cuatro ediles de IU votaron en contra de la propuesta de Moreno, en el punto que se refería a la incoación del expediente de recuperación de la plaza. Javier Blanco defendió su postura y la de otros cuatro ediles de IU (uno de ellos no asistió a la sesión plenaria por motivos laborales), que pedían más tiempo. Esgrimieron un informe encargado a la Universidad de Zaragoza, que concluye que existen alternativas menos lesivas para el Ayuntamiento, porque los ligitios con la empresa están asegurados si recuperan la plaza.

Su propuesta no convenció ni al resto de sus compañeros de partido ni a los grupos de la oposición, que votaron a favor de recuperar la titularidad del espacio público. El Ayuntamiento está formado por 21 concejales, 10 de IU-LV, ocho del PP y tres del PSOE. Eusebio González, portavoz del PP, mantiene que es un “absurdo que una plaza pública no esté a nombre del Ayuntamiento”. Recuerda que su grupo solicitó la recuperación del espacio en marzo de 2010, “cuando nos enteramos de lo que había ocurrido”. En el pleno, pidió responsabilidad a IU y que dejara sus desavenencias internas.

“Es absurdo que una plaza pública no sea del pueblo”, dice el PP

El Ayuntamiento se basa en varios informes en los que se da el visto bueno a la incoación del expediente de recuperación. El documento elaborado por la secretaria general mantiene que “el carácter público de la plaza de España está determinado en el vigente plan general, sin ningún atisbo de duda”. “Sorprendentemente” su titularidad aparece en el Registro de la Propiedad a nombre de la sociedad mercantil Plaza de España, aclara el informe. “Con idéntico estupor”, advierte de que el subsuelo ha corrido la misma suerte.

La opción más sencilla para recobrar la titularidad sería alcanzar un acuerdo entre de todos los interesados: el Ayuntamiento, la sociedad mercantil y el registrador de la propiedad. En caso contrario, habría que acudir a los tribunales.

El regidor no se decanta por ninguna solución. “Se elegirá la que se entienda más viable”, declara. Moreno llegó a la alcaldía tras la dimisión, en marzo de 2013, del entonces regidor Julio Setién. En el anterior mandato ocupó el cargo de concejal de Deportes y hasta la marcha de Setién se encargó de la cartera de Hacienda. Heredó el gobierno del pueblo de 40.000 habitantes y una presidencia envenenada, la de la sociedad Plaza de España. Se encontró, además, con que una parte de los vecinos de la plaza fueron realojados en unos inmuebles sobre los que pesa también una orden de embargo.

El regidor presentó un escrito en la Fiscalía General del Estado en el que relacionaba importantes irregularidades en la gestión de la sociedad, que “tienen toda la apariencia de constituir ilícitos penales”. La Fiscalía remitió el documento al Juzgado de Instrucción número 5 de Coslada, que también está investigando la aportación de la plaza de España en el capital de la sociedad. “Cuando las gestiones no salen bien, hay que hacer la autocrítica necesaria. Toca llevar adelante procesos que no son fáciles”, concluye el regidor.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon