Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Santamaría apunta que la declaración de independencia "sólo está en la agenda de la CUP"

Logotipo de El Mundo El Mundo 26/09/2017 MARISA CRUZ, MARISOL HERNÁNDEZ

La vicepresidenta del Gobierno ha recalcado en el Senado que la declaración unilateral de independencia es algo que "sólo está en la agenda de la CUP" que es, ha recordado, "el último partido de Cataluña, el más radical y el más fanático". En este sentido, Santamaría ha centrado hoy su principal reproche político en las fuerzas antisistema apartando el foco, de momento, del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Tampoco ha querido dirigir su crítica, ni siquiera de refilón, al secretario general del PSOE pese a que éste ha reprochado una vez más al Gobierno sus escasa capacidad de diálogo, con lo que eso conlleva de responsabilidad en la actual crisis a la que se enfrenta el Estado.

Para Santamaría "dentro de las reglas de juego todo es posible, pero fuera de ellas sólo hay imposición". "A ningún Gobierno", ha repetio, "se le puede pedir que negocie fuera de este marco".

La número dos del Ejecutivo que estos días afronta el desafío catalán en primera línea por la ausencia de Mariano Rajoy ha recordado que el referéndum del 1-O no se va a celebrar porque carece de todos los requisitos necesarios de cualquier consulta homologable. La vicepresidenta ha hecho una vez más una defensa férrea de la ley y de las decisiones de los tribunales y, en este sentido, no ha dudado en arremeter contra Podemos, un partido que, en su opinión, hace gala de un "afán corrosivo de las instituciones".

Así se ha expresado en respuesta a la pregunta que le ha dirigido el senador de la formación morada Ramón Espinar para quien el Ejecutivo debería tener "una concepción de España menos vetusta y menos carpetovetónica" y un proyecto de país "sólo para los ricos".

© Proporcionado por elmundo.es

Espinar ha defendido como una "necesidad" de Cataluña "el derecho a decidir" y ha insistido en que la solución al actual problema que vive España pasa por "seducir y no por separar". "Los Parlamentos", ha afirmado, "están para cambiar las leyes y adecuarlas a los contextos políticos" y por ello ha aconsejado al Gobierno que "escuche la voluntad de los ciudadanos".

Al hilo de estas consideraciones, la vicepresidenta ha aprovechado para recordar que la Generalitat ha podido en cualquier momento presentar una proposición en el Parlamento para que se discutiera y votara y no lo ha hecho, y ha urgido a Espinar a reflexionar sobre la separación de poderes y el cumplimiento de la ley.

En su opinión, la posición que ha adoptado Podemos del lado de quienes quieren "incumplir la ley" se debe únicamente a la constatación por parte de Pablo Iglesias de que su partido "está perdiendo comba" ante los españoles.

La vicepresidenta del Gobierno ha insistido en la Cámara Alta en que el Gobierno tiene "toda la voluntad del diálogo" pero también ha precisado que la misma se circunscribe siempre al terrreno que permite la ley.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon