Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Santos y Zuluaga pasan de la moderación a los duros ataques

El Mundo El Mundo 10/06/2014 SALUD HDZ-MORA

Los debates electorales dieron un vuelco. Pasaron de tertulias amables en un salón de té a un cuadrilátero. y Óscar Iván Zuluaga se repartieron directos a la mandíbula intentando mandar a la lona a su rival por KO.

Losa vencer el próximo domingo se batieron con dureza tanto el lunes por la noche como este martes a primera hora de la mañana en dos debates presidenciales, uno en televisión y otro en radio, en los que dejaron claro que la única diferencia sustantiva entre ambos se refiere al proceso de paz de La Habana. En lo demás, política económica, educación o salud, las distancias son inapreciables.

Santos hizo hincapié en su ofrecimiento de seguir el proceso de paz de La Habana tal y como va hasta ahora. Zuluaga, continuarlo pero con condiciones, entre ellas, que las dejen de asesinar y reclutar menores de edad.

© Proporcionado por elmundo.es

"Es entre la paz y la guerra" es la elección, insistió Santos. "Una paz negociada, basada en la Justicia, sin impunidad", le replicaba el aspirante del Centro Democrático.

"¿Llevaría usted a Timochenko al Congreso?", preguntó Zuluaga a su contrincante, en referencia al jefe máximo de las FARC. Cabe recordar que el presidente ha dicho que no le importaría verlo en un escaño, pero esta vez no respondió, quizá consciente de que en las encuestas la mayoría está a favor de una salida negociada pero en contra de que

La tensión reinó a lo largo de las dos horas del debate que tuvo lugar en la noche del lunes en el estudio de la Casa Editorial El Tiempo, que transmitió para sus dos canales de televisión. Cada vez que el moderador interrumpía para ir un corte comercial, cada púgil regresaba a su rincón con los suyos, sin mirar al contrario.

Con sus mujeres

Santos estaba acompañado de su mujer, sus tres hijos y unos asesores. Zuluaga también estaba con su mujer, uno de sus tres hijos y los expertos de su campaña.

De nuevo en el 'ring', las dos palabras que más repitieron fueron mentiroso y mentiras, lo que da una idea del tono que emplearon.

El candidato uribista le echó en cara a Santos que perteneciera en su día al mismo gobierno que él, fuera elegido con los votos de para luego traicionar sus ideas y ahora se dedique a echarle agua sucia. Como Santos insistía en criticarle por su gestión como ministro de Hacienda de Uribe, Zuluaga le puso en aprietos al recordarle que le había ofrecido una cartera cuando se ciñó la banda presidencial.

En realidad no fue una sino dos, según le aclaró a este diario el propio Zuluaga. Una al principio de la administración, que el rechazó, y la segunda vez en marzo del 2012. "Recuerdo que le dijo que no podía aceptarla porque le tocaba entrar a atacar a Uribe y defender a Santos. Y él no podía hacer eso", rememoró Marta Ligia, su mujer.

Sobre la tensión que se cortaba, el 'uribista' consideró que había cambiado su tono porque la ocasión anterior fue "demasiado respetuoso (con Santos)", circunstancia que el presidente aprovechó para lanzar lo que a su juicio eran acusaciones sin fundamento. "Mostré un talante más preciso para aclarar mi posición. Hoy fui contundente, pero no agresivo".

'Un candidato agresivo'

Otra era la opinión en el rincón opuesto. Tutina Rodríguez de Santos le comentó a ELMUNDO.es que se trató de "un candidato agresivo, que con argumento débiles se va lanza en ristre (contra el Presidente). Es la cultura del miedo la que representa".

En la FM de Rcn el martes por la mañana, el enfrentamiento elevó aún más el tono agrio. De las críticas Santos pasó a acusar a Zuluaga de cometer delitos para llegar al poder. Hacía referencia al pirata informático que trabajaba en su campaña y que terminó detenido por presuntamente violar correos electrónicos de los delegados de La Habana.

Su oponente respondió recordando los 12 millones de dólares de la mafia habría pagado a dos estrechos colaboradores del jefe de Estado a cambio de intermediar en una entrega a la Justicia, hecho que, al igual que los del 'hacker', están en proceso de investigación.

"¿Por qué niega los hechos?", preguntó Santos. "Usted ha actuado con muy poca verdad y muy poca entereza", agregó el presidente. "Yo le he puesto la cara al país", replicó Zuluaga. "Doce millones de dólares, dineros sucios buscando una negociación con el gobierno. Nunca se le contó al país. Todas las pruebas apuntan a que la plata llegó", insistía.

"Me acusa de haber recibido dinero en mi . No tienen pruebas, lo hicieron para distraer del escándalo del 'hacker'. Cada vez me sorprendió más de lo que son capaces para llegar al poder", devolvía Santos el puñetazo. Y así pasaron varios minutos, muchos de ellos hablando los dos a la vez.

Al final las espadas quedaron en alto, en espera de otros dos debates más.

La intención de ambos es atraer al más de sesenta por ciento de colombianos que se abstuvieron en la primera vuelta. habrá que ver si logran su objetivo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon