Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Se busca sede para octavos

EL PAÍS EL PAÍS 05/06/2014 Luis Martín

La selección española de fútbol sabe dónde vivirá en Brasil a partir del próximo domingo, 8 de junio, cuando aterrice en Curitiba procedente del aeropuerto de Baltimore-Washington y hasta el 23 del mismo mes, cuando dispute en la misma ciudad el último partido de la primera fase. Enrolada en el Grupo B, La Roja defenderá el título a partir del próximo día 13, fecha marcada para el debut contra Holanda en Salvador de Bahía; el 18, en Río de Janeiro, jugará en Maracaná ante Chile. Pero a partir del 23 el lugar donde instalará su cuartel general es una incógnita, porque depende, básicamente, de si España logra la clasificación como primera de grupo o pasa como segunda.

La selección no tiene claro qué hacer si pasa a octavos, pero sí que debe evitar seguir viviendo en el sur, con temperaturas que ronden los diez grados

“Yo solo he pensado en los tres primeros partidos”, dice Del Bosque, con cara de pensar que bastante tiene con encontrar la manera de eliminar a Holanda y Chile. El problema principal es el cruce de octavos, en el que podría tocar jugar contra Brasil en Fortaleza (si queda primera), con unas temperaturas que pasarían de los diez grados a los 28, según las previsiones, y con una humedad relativa que se duplicaría, o más, del 40 al 90%. España ya trabajó en la zona donde debería disputar los octavos y los cuartos, en el mejor de los casos. Pedro recordó ayer “el calor y la humedad” que afectó al rendimiento del equipo.

São Paulo (región sudeste) es el estado que albergará al mayor número de equipos, 15, seguido de Río de Janeiro (sudeste), con cuatro selecciones. Bahía (nordeste) y Minas Gerais (sudeste) tendrán tres, mientras que Paraná (región sur) y Espírito Santo (sudeste) albergarán dos federaciones cada una. Alagoas (nordeste), Rio Grande do Sul (sur) y Sergipe (nordeste) tendrán un equipo en sus instalaciones.

España vivirá durante la primera fase en las instalaciones de Caju, del Club Atlético Paranaense, en Curitiba (Paraná) y podrá utilizar alguna de las sedes que dejen vacantes los equipos eliminados en la primera fase. La selección no tiene claro qué hacer si pasa a octavos, pero sí que debe evitar seguir viviendo en el sur, con temperaturas que ronden los diez grados, y realizar desplazamientos de cuatro horas que suponen cambios climáticos tremendos. La decisión está por tomar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon