Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Se inicia el traslado del gigantesco sarcófago que enterrará Chernóbil durante un siglo

El Confidencial El Confidencial 15/11/2016 Rubén Rodríguez

Sábado 26 de abril de 1986: un inocente simulacro iba a acabar convirtiéndose en la mayor tragedia nuclear de la historia. Ocurrió en Chernóbil, en la antigua URSS, cuando lo que iba a ser una simple prueba en la que se cortaba el suministro eléctrico dio lugar a que sobrecalentara el núcleo de uno de los reactores nucleares, produciéndose una espectacular explosión con enormes consecuencias medioambientales. Treinta años después, se pondrá fin a la emisión de radiación.

Ucrania ya ha dado luz verde a la última fase para la puesta en funcionamiento del sarcófago que entierre Chernóbil. Después de más de 25 años de trabajo, la central nuclear quedará condonada de manera definitiva.Una vez acabada la mayor cúpula antirradiación del mundo, han comenzado hoy los trabajos de traslado e instalación de un escudo que espera contener las hipotéticas fugas de la zona durante aproximadamente un siglo.

Se trata de una estructura única en su especie: construida con hormigón y acero, cuenta con 275 metros de ancho, 150 de largo y 110 de alto, y servirá para cubrir la actual e insuficiente protección de la zona durante un siglo. Tras el accidente, ya se construyó un sarcófago de hormigón, pero la degradación sufrida por el paso del tiempo obligó a tomar medidas desesperadas, por lo que se decidió en el año 1992 idear otra construcción que acabara con el problema.

© Proporcionado por El Confidencial

No fue hasta 2004 cuando se encontró la solución ideal, iniciando su preparación definitiva en 2008. La construcción propiamente dicha comenzó en abril de 2012 y la idea era tenerla preparada para finales de 2015, pero varios problemas en la financiación retrasaron la obra en más de una ocasión. No sería hasta hace escasas semanas cuando el sarcófago se terminó definitivamente, dando lugar al último plazo de la obra: su traslado a la zona de la catástrofe.

Lo ideal hubiera sido haberla construido sobre el reactor en el que se instalará, pero la alta radiación que aún a día de hoy hay en la zona, provocó que se descartara esa opción. En este momento, se encuentra en pleno traslado, gracias a grúas que son capaces de levantar las cientos de toneladas que pesa la estructura y se espera que ya este viernes llegue a Chernóbil. Una vez allí, será el 29 de noviembre cuando se terminaría su instalación.

Cerca de 95.000 fallecidos

Es necesario recordar que Chernóbil se convirtió en el mayor accidente nuclear de la historia, junto al sucedido en Fukushima en 2011. Como consecuencia de la explosión, fallecieron 31 trabajadores, más otros 50 por su exposición a la radiación. Por su parte, el Foro de Chernóbil de la ONU reconoce hasta 9.000 víctimas durante estas tres décadas por culpa de las radiaciones, una cifra que incluso organizaciones como Greenpeace aumenta a los 95.000.

Esta enorme cúpula no sustituirá al anterior sarcófago, sino que se encargará de envolverlo. De hecho, el principal miedo que sigue habiendo a día de hoy tiene que ver con un posible derrumbe de la primigenia construcción, por lo que no se eliminará ante el miedo a las graves consecuencias medioambientales que podría suponer su retirada. Con la nueva estructura completamente lista, será cuestión de semanas que Chernóbil quede enterrada. Al menos, durante un siglo.

Esta es la megaestructura que se instalará sobre Chernóbil para acabar con la radiación (Reuters). © Externa Esta es la megaestructura que se instalará sobre Chernóbil para acabar con la radiación (Reuters).
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon