Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Seat 1500: la primera berlina burguesa

La Vanguardia La Vanguardia 16/06/2014 Francesc Pla

El Seat 1500 fue el primer gran coche español. Un automóvil de alta gama en toda regla, elegante y confortable, que recordaba a los vehículos americanos de los años sesenta. Sin duda, un verdadero coche de representación que nace en 1963, el año en que se introduce en España el primer salario mínimo interprofesional fijado en 1.800 pesetas al mes.

Resulta curioso hoy constatar que el salario medio de un trabajador rondaba las 60.000 pesetas, algo menos de lo que valía un Seat 600. Un televisor, por supuesto en blanco y negro, costaba 13.900 pesetas, y una máquina de escribir unas 2.000.

Seat, que se había fundado en 1950 como Sociedad Española de Automóviles de Turismo S.A., vendía entonces con éxito el entrañable 600 y pensaba ya en el sustituto del modelo 1400, el primer automóvil de la historia de la marca. Además del 600, que representaba el 75% del parque automovilístico nacional, otros coches populares de la época eran el Renault 4 o el Citroën 2CV. Y poca cosa más en un mercado muy inmaduro, poco imaginativo y con escasas opciones para elegir. El Seat 1500 nace pues como sustituto del 1400 que llevaba ya 15 años en producción. Era un coche grande y espacioso y, como rezaba la publicad del momento, presumía de "la sobria elegancia europea". El 1500, el tercer modelo de Seat, no tuvo un competidor directo en España ya que los rivales de la época venían inevitablemente del exterior. Así, los automóviles franceses como el Peugeot 403 y 404 o el Citroën DS, más conocido como Tiburón, gozaban de un gran prestigio, pero tenían el inconveniente de los aranceles aduaneros propios de aquellos años. De todas formas, el auténtico coche de lujo fue el Dodge Dart fabricado en la fábrica española de Villaverde, y que podía doblar en precio al Seat 1500.

Fabricado de 1963 a 1972 con licencia Fiat, el 1500 era una evolución del Seat 1400 C. De hecho, algunos expertos conocedores de la historia del carismático modelo aseguran que las primeras unidades llevaban directamente la carrocería de su predecesor. Se presentó en la Feria de Muestras de Barcelona en junio de 1963 y tuvo un reconocimiento popular inmediato.

De origen Fiat, lo había diseñado el ingeniero italiano Dante Giacosa (el mismo del 600) para los modelos 1800 y 2100 con una evidente inspiración americana como delataban las formas angulosas y sus inconfundibles aletas traseras. Tampoco faltaban los elegantes neumáticos con banda blanca y los elementos cromados en la parrilla delantera. Destacaba asimismo por su amplio y lujoso interior con el cambio de marchas en la columna de dirección y, tal vez el detalle más recordado, el asiento delantero dispuesto en forma de banqueta única en la que cabían cómodamente tres personas. Por tanto, se convirtió rápidamente en el vehículo familiar más deseado de las clases acomodadas de la sociedad española, ya que su precio inicial se situó en 134.000 pesetas. El espacio disponible, su destacada longitud de 4,46 metros, las seis plazas de serie y el enorme maletero de 380 litros con la rueda de repuesto situada en el lateral derecho también lo hizo objeto de deseo de taxistas.

El Seat 1500 empieza a fabricarse en la Zona Franca de Barcelona en noviembre de 1963. El modelo original llevaba un motor Fiat de gasolina de 1.481cc y 72 CV situado en posición delantera longitudinal y propulsión posterior, es decir, a las ruedas traseras. Este motor, obra del ingeniero italiano Aurelio Lampredi, se siguió utilizando sin apenas variaciones hasta el año 2000 en algunos modelos fabricados en Polonia, con licencia Fiat, por la marca FSO Polonez.

El primer Milqui tenía así un consumo medio de 9,5 litros y podía alcanzar con cierta facilidad los 140 km/h de velocidad máxima. Tenía un cambio manual de cuatro velocidades y frenos de tambor. Se fabricó íntegramente en la Zona Franca en varias etapas diferenciadas.

La primera serie en 1963, al inicio, era básicamente una clara evolución del 1400 con el que compartía su imagen. En 1964 aparece la versión familiar. La segunda serie, ya en 1965, fue una evolución de la primera con algunos retoques en las llantas, tapacubos, en los marcos de las puertas y en las tapicerías. La tercera serie, presentada en septiembre de 1967, introducía numerosas mejoras en la dirección, cambio y, sobre todo, incorporaba ya frenos de disco. En esta serie llega el primer 1500 diésel (1800) con el motor OM636 de origen Mercedes que también se fabricaba en Barcelona, en la antigua fábrica Elizalde de Sant Andreu.

En 1968 llega el popularmente denominado bifaro, una variación del Fiat 2300 del año 61. Fue el cambio más importante y afectó a toda la parte frontal con aletas y capó, despareciendo del salpicadero la inscripción Milquinientos. Ya en 1971 sale la última serie, con la carrocería conocida como maleta cuadrada por los cambio estéticos realizados en el maletero para aumentar la capacidad y con la matrícula ya rectangular. Hasta 1972 Seat vendió 140.021 unidades en ocho versiones: Lujo, Normal, Familiar, 1800 y 2000 Diésel, Furgoneta, Pick-up y Ambulancia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon