Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Seis claves (y tres dudas) que explican la compra millonaria de LinkedIn

El Confidencial El Confidencial 13/06/2016 M. A. Méndez

Más de 26.000 millones de dólares. El sector de las empresas tecnológicas mueve cifras que al común de los mortales nos resultan mareantes. Hoy ha pasado justamente eso. Hoy se ha anunciado la mayor adquisición de la historia de Microsoft: la empresa dirigida por Satya Nadella ha pagado 26.200 millones de dólares (23.260 millones de euros) por la red social de corte profesional LinkedIn. 

Adiós al experimento Nokia: Microsoft cierra su división de móviles

¿Por qué ha comprado Microsoft LinkedIn? Ahí van algunas claves que explican la millonaria adquisición. 

A por las redes sociales (al fin)

Microsoft ha llegado tarde a unas cuantas olas durante la última década. Sobre todo a dos: el móvil y las redes sociales. En esta última no está solo: Eric Shmidt, consejero delegado de Google hasta 2011, admitió no haber sabido ver la importancia de las redes sociales ni haber plantado cara a Facebook a tiempo. Algo parecido le ha ocurrido a Microsoft.

Las cinco grandes compras de Microsoft (Fuente: Bloomberg) © Proporcionado por El Confidencial Las cinco grandes compras de Microsoft (Fuente: Bloomberg)

Y eso que tenía poderosas herramientas sociales previas al 'boom', como Messenger, que supuso el inicio en los servicios de mensajería de toda una generación. Sin embargo, este servicio de chat entre contactos se precipitó a la irrelevancia cuando Facebook cogió fuerza. También Skype pertenece a Microsoft, y aunque sigue funcionando y mantiene su cuota de mercado, nunca le ha hecho sombra a WhatsApp, Telegram o Facebook Messenger.

¿En qué se equivocó Microsoft? Desde fuera es difícil decirlo, pero parece claro que no supo adaptarlas al móvil ni a las nuevas tendencias en internet. En 2011 lanzó su propia red social, so.cl, algo similar a Google+ con conceptos prestados de Facebook, de Twitter y de Pinterest, pero llegó algo tarde a la fiesta y no convenció a casi nadie.

'Software' y servicios

El centro de la computación ya no es un sistema operativo, como ha ocurrido con Windows y el PC durante las últimas décadas. Es, por una parte, el móvil (con iOS y Android, batalla que Microsoft ya ha dado por perdida), y por otra internet. Satya Nadella lo tuvo muy claro desde que asumió su cargo al frente de la compañía en febrero de 2014. Él fue el artífice de crear la plataforma en la nube bajo la que ahora funciona buena parte de Windows, Office, Bing o Xbox. De 'software' en cliente a 'software' y servicios en la nube. 

La compra de LinkedIn va justo en esa misma dirección. Si ya tienes una de las principales plataformas de servicios en la nube a empresas (Azure, Dynamics, Office 365...), ¿por qué no añadir una capa más para ayudar a miles de empresas (y sus millones de empleados) a relacionarse entre sí? Esa es justo la idea. "Durante la última década hemos transformado Office de herramienta de productividad a servicio en la nube en cualquier plataforma y dispositivo. La compra de LinkedIn es el siguiente paso para Office 365 y Dynamics a medida que se conectan a la mayor red profesional del mundo", ha dicho Nadella. Piensa en Word, Excel y PowerPoint en esteroides con LinkedIn. ¿Útil? Microsoft cree que sí. 

LinkedIn ya es un negocio redondo...

El 19 de febrero de 2014, Facebook anunciaba la compra de WhatsApp, la 'app' de mensajería, por 19.000 millones de dólares, otra cantidad de las que hacen que nos dé vueltas la cabeza. Aunque ahora pocos cuestionan la astucia de esa operación, entonces la sopresa fue mayúscula, sobre todo porque WhatsApp no generaba ingresos, ni tenía planes sobre cómo hacerlo.

Jeff Weiner, CEO de LinkedIn (Foto: Wall Street Journal) © Proporcionado por El Confidencial Jeff Weiner, CEO de LinkedIn (Foto: Wall Street Journal)

Ese no es el caso de LinkedIn. Según las cuentas presentadas a finales del año pasado, la empresa ganó 2.991 millones de dólares en 2015, lo que supone un 35% más que en 2014. Está claro que en la decisión de Microsoft han pesado muchas otras cuestiones, pero los de Nadella saben que, como poco, algún beneficio ecnómico pueden sacar.

... y puede crear aún más negocio

Esas cifras pueden ayudar a Microsoft a hacer crecer las suyas, convirtiendo la que es hoy la mayor red global de relaciones comerciales en un gran sistema para manejar las relaciones con los clientes que compran servicios de 'software', un sector hoy dominado por Salesforce, "del que LinkedIn podría convertirse en un gran competidor" según Anurag Rana, analista de 'Bloomberg Intelligence'

Empresa, empresas, empresas

Uno de los mantras más famosos de Steve Ballmer era el "developers, developers, developers". Enamorar a los desarrolladores. Su sucesor, Satya Nadella, ha cambiado de rumbo por completo. Sigue manteniendo la prioridad de crear 'software' y servicios para consumidores (Windows, Xbox, Skype, Hololens...) pero su foco está en la empresa, en ofrecer herramientas de productividad, almacenamiento, seguridad y gestión con Office, Surface, Dynamics, Azure Skype...

La compra de LinkedIn pretende seguir la misma dirección. Tal y como explica 'Bloomberg', el asistente de Microsoft, Cortana, podría ofrecer a los usuarios información extraída de LinkedIn sobre los participantes en una futura reunión, mientras que LinkedIn podría presentar al usuario unos artículos u otros dependiendo de los proyectos en los que esté trabajando en Office, e incluso recomendar trabajadores y expertos para ayudar con esos proyectos según las aptitudes validadas en sus perfiles.

Subidas y bajadas en bolsa

Las conversaciones entre Microsoft y LinkedIn comenzaron en el mes de enero, justo antes de que la red social anunciase unas previsiones de negocio inferiores a lo esperado. La reacción de la bolsa fue fulminante, y sus acciones cayeron más de un 40% en un solo día. Desde ese momento, la curva del precio de esas acciones había dibujado una serie de subidas y bajadas que hoy, al anunciarse el acuerdo, se han convertido en una escalada vertical del 47%. 

Evolución de las acciones de Microsoft (en blanco) y LinkedIn (en azul) en el último año (Fuente: Bloomberg) © Proporcionado por El Confidencial Evolución de las acciones de Microsoft (en blanco) y LinkedIn (en azul) en el último año (Fuente: Bloomberg)

Las dudas que deja esta operación

La operación, sin embargo, levanta muchas dudas. Sobre todo por el precio. Se trata de la mayor compra de la historia de Microsoft una que, de no gestionarse con precisión, puede acabar en sonado fracaso. ¿Cuáles son las dudas?

¿Vale LinkedIn 26.200 millones?

Como decíamos antes, la cantidad que Microsoft ha pagado por LinkedIn es mareante. ¿Lo vale? Según resume 'The Wall Street Journal', esos 26.200 millones son unas 91 veces los ingresos de la compañía, antes de descontar los intereses, los impuestos, la depreciación y la amortización. Otra forma de medir el precio es el valor pagado por cada acción: 196 dólares por cada uno, lo que supone un 50% más de lo que valían al cierre de la bolsa el viernes pasado. 

¿Había tocado techo?

Los últimos meses han sido un poco irregulares para LinkedIn, lo que hace preguntarse si la red social ya tocó techo y Microsoft está llegando tarde a la fiesta. 

Satya Nadella, CEO de Microsoft (Foto: Reuters) © Proporcionado por El Confidencial Satya Nadella, CEO de Microsoft (Foto: Reuters)

LinkedIn ha sido muy bien considerada durante mucho tiempo por tener el potencial de crecimiento de una red social con un índice de recurrencia en las visitas similar al de un negocio de 'software como servicio'. Sin embargo, últimamente el crecimiento se había ralentizado: cada vez es más difícil conseguir que la gente vuelva a la página o la 'app y que pague por los servicios 'premium'. Por eso estaba rediseñando su estrategia, sus aplicaciones móviles y sus productos, para hacerlos más sencillos de utilizar. 

LinkedIn es una red de 'minorías'

Abogados, periodistas, desarrolladores, ejecutivos de distintas industrias... Una de las críticas más habituales a LinkedIn es que, si bien es una red social profesional, no es para todas las profesiones. Solo los profesionales 'de cuello blanco' parecen poblar sus perfiles, mientras que la mayoría de los trabajadores y trabajos no están representados en sus servicios. Esto significa que es un entorno muy atractivo para muchos anunciantes (en teoría, un trabajo de este tipo conlleva mayor poder adquisitivo), pero también que su público siempre será una minoría. 

El pasado año, Allen Blue, cofundador de LinkedIn, expresaba su intención en perder esa imagen elitista e incluir a más sectores y usuarios. Por ejemplo, con la compla de Bright, una web que utiliza un sistema de puntuación para poner en contacto a empleadores y empleados. "Los consideramos como a gente a la que podemos aportar valor", explicaba en el Financial Times

Microsoft acuerda comprar linkedin por 26.200 millones de dólares © EFE Microsoft acuerda comprar linkedin por 26.200 millones de dólares
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon