Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Seis soldados mueren en un ataque de contrabandistas en Egipto

El Mundo El Mundo 01/06/2014 FRANCISCO CARRIÓN

Seis soldados egipcios han muerto este domingo tras ser atacados por supuestos contrabandistas y delincuentes en una provincia fronteriza con Libia y Sudán, en el suroeste del país, han informado las fuerzas armadas.

Entre los seis guardafronteras, figura un oficial, ha precisado el portavoz del ejército Ahmed Ali en un comunicado a través de su página de facebook. El incidente ha tenido lugar la madrugada de este domingo cuando los soldados patrullaban la zona montañosa de Al Wahat (Oasis, en árabe), en la provincia de Wadi al Gadid, que limita al sur con Sudán y al oeste con Libia.

Los militares iniciaron una persecución contra los narcotraficantes y delincuentes pero terminaron cayendo en un tiroteo. El ataque, según el ejército, es una respuesta a los progresos que las fuerzas de seguridad han logrado en la zona con el arresto reciente de 68 narcotraficantes; la incautación de una gran cantidad de armas, munición, vehículo y drogas; y el freno a la entrada ilegal de personas con cerca de un millar de personas detectadas en el último mes.

El tráfico de armas y drogas desde Libia a Egipto ha aumentado en los últimos tres años al calor de las revueltas que derrocaron al dictador libio Muamar Gadafi en 2011 y que han hundido al país vecino en las luchas intestinas y la anarquía. El gobierno de El Cairo insiste en que Libia es el origen de las armas usadas por los grupos yihadistas en la península del Sinaí cuyos ataques se han cobrado más de 500 vidas desde el golpe de Estado que desalojó de la presidencia al islamista Mohamed Mursi.

La seguridad y las ansias de estabilidad han sido los pilares que han cimentado la abrumadora victoria cosechada por el ex líder del ejército Abdelfatah al Sisi en las elecciones presidenciales de esta semana. La Comisión Electoral -que estudia actualmente el recurso presentado por su rival, el izquierdista Hamdin Sabahi- anunciará los resultados oficiales a principios de la próxima semana.

El mariscal de campo, de 59 años, podría jurar el cargo a finales de semana. El Gobierno interino ya ha anunciado que dimitirá una vez celebrada la investidura. El triunfo de Al Sisi se produce tras diez meses de feroz represión que han dejado 3.000 muertos y 41.000 encarcelados. A pesar de haber logrado 23 millones de votos (alrededor del 92%), su victoria está ensombrecida por la baja participación, que rondó el 47%.

Los islamistas, que boicotearon el proceso, han llamado a una "tercera ola revolucionaria" coincidiendo con la llegada a palacio de Al Sisi. La alianza que reúne a los Hermanos Musulmanes y sus grupos afines ha instado este domingo a boicotear a las compañías, tanto locales como extranjeras, que apoyan la asonada.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon