Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Shell empieza a desplegar puntos de carga para coches eléctricos

Logotipo de Computer Hoy Computer Hoy 29/09/2017 Jakub Motyka
Shell empieza a desplegar puntos de carga para coches eléctricos © Proporcionado por Axel Springer España Shell empieza a desplegar puntos de carga para coches eléctricos

El coche eléctrico va a suponer una revolución en muchos sentidos. Los grandes magnates del petróleo deberán prepararse para vivir un radical cambio de modelo en su negocio, y la más tardía o más temprana desaparición del diésel pondrá contra las cuerdas a muchas empresas que ahora mismo viven precisamente de suministrar combustible a los coches con motor de combustión. Shell ya se está preparando para ello, y ha empezado a instalar puntos de carga para coches eléctricos.

Tal y como revelan unas fotografías de un usuario que se encontraba recorriendo una ciudad al sur de Londres (Reino Unido), Shell ya está empezando a instalar surtidores eléctricos en las gasolineras que durante décadas han estado limitadas al suministro de combustible diésel y gasolina. La compañía prometió empezar a ofrecer un servicio de recarga de coches eléctricos en los Países Bajos y en Reino Unido, y por lo que se ve en las imágenes ahora ya se encuentra a punto de inaugurar los primeros puntos de recarga.

[dailymotion:x5aec4u]

¿Merece la pena comprar un coche eléctrico?

Dentro de lo que algún día podría acabar convirtiéndose en una estrategia para pasar definitivamente de las gasolineras a las electrolineras, Shell ha decidido empezar a ofrecer un servicio de pago para que cualquier usuario de un coche eléctrico pueda cargar su batería dentro de la propia gasolinera. En el caso de la gasolinera ubicada al sur de Londres que protagoniza esta noticia, de momento se trata de un único punto de recarga que incluye los tres conectores más populares dentro del mercado de los vehículos eléctricos: el CHAdeMO, el Mennekes y el conector de carga rápida CCS.

Para utilizar este servicio, el usuario debe pagar 0,28 euros por cada kWh consumido. Eso quiere decir que, para cargar al cien por cien una batería de un coche como -por ejemplo- el Volkswagen e-Golf (35,8 kWh), sería necesario desembolsar alrededor de diez euros. Por lo tanto, llenar el depósito de un e-Golf nos costaría unos diez euros y nos permitiría recorrer alrededor de 250 kilómetros hasta la siguiente carga. En Reino Unido, los usuarios pagan en sus hogares entre 0,10 y 0,18€ por cada kWh.

Así queda el nuevo Nissan Leaf frente a todos los coches eléctricos del mercado

En cualquier caso, estas estaciones de recarga de coches eléctricos no están pensadas para cargar la batería de cero a cien. El hecho de que Shell tenga previsto subir el precio de la recarga hasta los 0,55€/kWh de cara al año que viene revela que, siendo de ninguna forma rentable cargar el coche por completo con esta tarifa, en realidad lo que la compañía quiere ofrecer es un punto para obtener un 10, un 15 o 20% extra de autonomía antes de llegar a casa.

Pero hasta que la carga rápida no sea una realidad entre los coches eléctricos, de momento estas estaciones seguirán siendo insuficientes para garantizar una infraestructura que permita a los propietarios de estos vehículos moverse de un punto a otro sin preocuparse por la autonomía restante. Incluso los conectores de carga rápida de tipo CCS, que en teoría deberían ser capaces de ofrecer una carga de hasta 43 kW, están normalmente limitados a velocidades mucho más modestas de 7 kW.

[Vía: Electrek.co]

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Computer Hoy

image beaconimage beaconimage beacon