Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

'Si eso es penalti, deberíamos jugar al baloncesto'

El Mundo El Mundo 12/06/2014 EL MUNDO
© Proporcionado por elmundo.es

"Es una vergüenza". Ni más ni menos. Imposible ser más claro. La 'Penta' se estrenó en su Mundial con una victoria sobre Croacia. Un 3-1 que deja un posó de inastisfacción, un gesto en toda la selección croata porque, como dijo su seleccionador, Nico kovac, "si eso es penalti no deberíamos jugar más al fútbol y pasarnos al baloncesto".

No imaginaba Neymar un estreno similar, doblete incluido -"Mejor de lo que imaginaba"-, como tampoco debían esperar los croatas que Yuichi Nishimura, el colegiado japonés encargado de dirigir el primer encuentro del Mundial, podría señalar en punto de penalti en una acción como la que terminó con el 2-1 en el marcador del Arena de Sao Paulo. Agarrón leve, más bien caricia de Lovren a Fred, que dejó caer nada más notar el contacto para darle al fin la vuelta a un marcador que comenzó adverso.

"Jugamos al fútbol y las reglas son iguales para los dos equipos. El logo de la FIFA dice 'Respect', pero respeto para ambos equipos", dijo Kovac para lanzar un aviso a navegantes: "Si seguimos así, tendremos un circo". En cualquier caso, tampoco se engañaba el técnico croata: "No tiene nada que ver con el árbitro. Tiene que ver con que jugamos en Brasil y ante el favorito".

"Si alguien en el estadio vio que eso era penalti, que levante la mano", dijo mientras su indignación iba en aumento: "Si eso es penalti, no necesitamos seguir jugando al fútbol, pasemos al fútbol porque esto es una vergüenza".

'Mejor debut de lo que imaginaba'

En Brasil, claro, nadie se refería al señor Nishimura. Y del penalti ni se opinaba. Importa la victoria, los primeros tres puntos y el inicio del asalto al hexacampeonato de la mejor modo posible. "Siento una felicidad muy grande", acertó a decir Neymar mientras Oscar se felicitaba a sí mismo por hacer "uno de los mejores partidos" de su carrera y avisaba a sus compañeros para "poner un pocio más de atención" en defensa.

Una defensa que entre David Luiz y Marcelo echaba balonces fuera, y no sólo en el campo, pues mientras el reciente fichaje del Paris Saint Germain se excusaba -"Los amistosos nos dieron recorrido para mejorar y reponernos frente a encuentros difíciles como este"-, el lateral del Real Madrid agradecía el apoyo del público y reconocía sentirse "tranquilo porque sabía que si me abatía perjudicaría más a la la selección".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon