Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Si te centras en tus limitaciones, no verás tus talentos"

La Vanguardia La Vanguardia 09/06/2014 Ima Sanchís

¿El mundo financiero está lleno de desalmados?
Lo curioso es que ellos creen que el tiburón es el propio mercado. Esos operadores bursátiles se sienten agredidos por el mercado y sacan todos sus sentimientos, los buenos y los malos.


Entonces, trata usted a diario con el miedo, la avaricia, la codicia...
Sí, y con la confusión y la inseguridad. Lo que salva a los mejores traders es la curiosidad, eso les distingue, no se conforman con ganar dinero, quieren conocer el mercado.


Un carpintero hace para los otros, pero un trader no aporta nada a la sociedad.
Según las estadísticas, las personas que entran en el mundo financiero con el único objetivo de ganar dinero lo pierden. El tiburón acaba sucumbiendo a los propios mercados cambiantes, que exigen ser maestro de ti mismo y conocer tus debilidades y capacidades, como un atleta.


¿En qué tipo de cincuentón se convierte un joven trader?
En hombres de negocios, y muchos de los que han conseguido amasar una fortuna revierten su dinero en ayuda social. Una de las claves en cualquier campo de la vida es no perder el alma por el camino. Yo como psicólogo les ayudo a que reafirmen sus principios, es básico para no perderse.


Un inseguro no sirve para este oficio...
No, pero el exceso de confianza también te expulsa. Un estudio demuestra que las mujeres son mejores traders que los hombres.

¿Por qué?
En general, los hombres vuelcan demasiado su ego y se creen demasiado buenos. Pero la humildad es la única manera de durar en esta profesión, saber que en cualquier momento lo puedes perder todo. Si piensas que eres más listo que los propios mercados, lo tienes fatal.


¿No se les come el estrés y el distrés?
Sí, porque los mercados cambian continuamente, no existe ninguna seguridad, pero el estrés puede convertirse en motivación. La ansiedad, la depresión, la rabia son síntomas de distrés (estrés continuado).

¿Cómo controlarlo?
Incluso los mejores del mundo pierden dinero la mitad de las veces que operan en bolsa, Hacérselo entender es parte de mi trabajo. Cuando se equivocan es la mejor ocasión para que aprendan algo nuevo. El trader que opera para no perder es como la persona que vive para evitar la muerte: ambos se convierten en hipocondriacos espirituales. Hay que centrarse en cómo mejorar.


No es fácil.
Es un desafío. Los mejor suelen ser rutinarios, con hábitos regulares, siguen un método. Eso les ayuda a controlar las emociones.  Muchos escriben un diario donde registran lo que han hecho bien y lo que han hecho mal, y son más conscientes de los errores.


A menudo percibes lo que haces mal pero no tienes la capacidad de cambiarlo.
Cuando ese mal hábito no ocurre significa que estamos haciendo algo bien, es ahí donde hay que reforzar. El mal genio, por ejemplo, un mal hábito muy extendido.

¿Usted también?
Sí, para mí era un problema. El mal humor, causado por el miedo a perder, te impide ver las oportunidades. Aprendí a respirar de una manera distinta en cuanto asomaba el mal genio, lenta y pausadamente.


¿Le ha funcionado?
Sí. Ahora empiezo mis días a las cuatro de la mañana: saludo a mis gatos, los abrazo y les doy de comer, de manera que todos los días empiezo dando algo. Si me centro en dar, dejo de ser una persona enfadada.


La incertidumbre es corrosiva.
Hay que centrarse en lo que puedes controlar. En los mercados financieros yo no controlo si voy a ganar dinero, pero puedo controlar si invierto o no y cómo.


¿Y cómo lo aplica en la vida?
Fijando objetivos adecuados a uno y que se puedan cumplir. No es posible obligarse a estar motivado, debemos ser creativos en cómo perseguimos nuestros objetivos.


Usted ha estudiado la excelencia. ¿Cuáles son sus conclusiones?
Tenemos habilidades, destrezas y fortalezas muy variadas, y la gente de éxito encuentra la forma de hacer uso de ellas. Hay traders analíticos y otros intuitivos, ambos con éxito. Has de perseverar en tu habilidad.


¿Cómo descubrir tus habilidades?
Si miras atrás, verás las cosas que hiciste bien y las que te encantaba hacer. Tenemos habilidades que desconocemos, somos capaces de hacer mucho más de lo que imaginamos, pero tendemos a centrarnos en nuestras limitaciones y eso nos hace ciegos a nuestro talento natural.


Ha aprendido mucho sobre lo humano.
Lo que la gente quiere decir es mucho más de lo que dicen sus palabras. Si escuchas sus palabras, entenderás su cerebro; si escuchar su tono, entenderás su corazón.


Eso es sabio.
Y no porque lo digas más alto tienes más razón, pero el estrés y la inseguridad nos alteran. Yo procuro hacer actividades y tener gente a mi alrededor que me aporte, gente que sepa dar. Relacionarse es intercambiar.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon