Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

'Si un medio no controla su tecnología, no controla su destino'

El Mundo El Mundo 10/06/2014 EDUARDO SUÁREZ

Es difícil encontrar un medio en Estados Unidos con un éxito similar al de Univision. Su audiencia roza los 50 millones de personas y en 2013 llegó a superar durante dos meses a los grandes canales anglosajones, cuyos espectadores son más viejos y menos atractivos para quienes contratan la publicidad. Su relación con la audiencia es tal que los televidentes llaman al canal pidiendo ayuda porque hay un incendio en casa o preguntando por el médico o el colegio ideal para sus hijos. Los analistas auguran que la empresa, que es rentable, desembarcará en otoño en Wall Street.

El éxito de Univision cabe atribuirlo a la audiencia de sus telenovelas. Pero también a la visión del periodista colombiano Isaac Lee, que ejerce como presidente de su departamento de noticias desde diciembre de 2010.

El trabajo de Lee se podría medir por algunas de sus iniciativas: su decisión de abrir un departamento de documentales que ha ganado varios premios o su apuesta por el periodismo de investigación. "Nadie me nombró esperando que lo dejara todo como estaba", dice sonriente mientras apura su café en el vestíbulo de un hotel de Nueva York.

Lee explica que su gran apuesta ha sido integrar la televisión con el departamento digital de la compañía para potenciar el impacto de la información. Entre los logros de esa nueva estructura se encuentra Fusion: un proyecto en inglés dirigido a los jóvenes hispanos que arrancó con un pequeño grupo de becarios de la Universidad de Columbia y que Univision lanzó junto a Disney en 2013.

La mayoría del contenido para hispanos sigue siendo entretenimiento y varios experimentos de noticias como NBC Latino y CNN Latino han fracasado ¿Por qué sigue siendo difícil que los latinos se interesen por las noticias? Nuestra experiencia en Univision Noticias es muy exitosa. Tenemos muy buenos datos de audiencia y hemos crecido como negocio. Nuestro experimento con Fusion va muy bien. Lo que ocurre es que no basta con ponerle a tu proyecto la etiqueta de 'latino'. Hay que ser un poco más sutil. El hecho de que seas latino no te hace un extraterrestre ni hace que te dejen de importar las cosas fundamentales en la vida. Los latinos también quieren ir a las mejores universidades, sacar los préstamos más ventajosos, tener buena salud y estar bien informados sobre la política aunque haya temas que son parte de la experiencia de un inmigrante y que lo distinguen. ¿Cuál es el secreto de su éxito? Los mecanismos de distribución y la tecnología pueden cambiar. Lo que nunca debe cambiar es la calidad del contenido, que es lo único que te puede hacer triunfar. Tú puedes fracasar porque no tienes la tecnología necesaria pero no puedes ser exitoso sin el contenido necesario. Nuestra prioridad siempre ha sido producir el mejor contenido y escuchar a la audiencia, entender qué es importante para ellos. Según Pew Research Center, a los hispanos les preocupa menos la inmigración que la educación, la sanidad o la economía. ¿Por qué sus informativos se centran tanto en la inmigración? Pew tiene razón pero distorsiona un poco el debate porque el problema está en 12 millones de indocumentados que no han resuelto su situación. En el momento en que no tienes ese problema en tu vida, te importan la educación y la salud. Pero cuando te van a deportar todo pasa a segundo plano. Sí creo que hay cosas que son más importantes en la vida de los hispanos y que les gustaría pasar página y no volver a preocuparse por la inmigración. Es un asunto de derechos humanos, no un tema de discusión política. Nunca vas a poder tener una entrevista con un medio hispano donde la audiencia no esté esperando que tú hagas una pregunta que tenga que ver con inmigración. ¿Cómo conecta una cadena liderada por colombianos que tiene su sede en una ciudad cubana como Miami con una audiencia de origen mayoritariamente mexicano? En el equipo directivo sólo estamos dos colombianos: Daniel Coronell y yo. Elegí a Daniel porque es el mejor periodista que conozco. Así de fácil. Su excelencia periodística es total y sabe de algo de lo yo no sé mucho: el periodismo televisivo. Uno tiene que saber cuáles son sus deficiencias. Tenemos una chilena y dos cubanas en el equipo directivo de Univision Noticias. Es un cuerpo colegiado. Entre los presentadores, Jorge Ramos y María Elena Salinas son mexicanos y hay dos colombianos, una hondureña, una puertorriqueña, una peruana... Los equipos tienen que parecerse a la audiencia y deben ser diversos. En Colombia el nivel de periodismo es muy bueno. Nosotros tenemos una cultura de periodistas importante. Los hispanos no tienen una historia con una trayectoria tan larga y por eso es ahora cuando se están haciendo los grandes periodistas hispanos. Las nacionalidades me preocupan muy poco. Los buenos periodistas son buenos donde los pongas. ¿Cómo se dirige a una audiencia heterogénea que se sigue definiendo según su nacionalidad de origen? Nuestras emisoras locales hacen un contenido que está más orientado hacia la composición geográfica de su audiencia. La de Nueva York tiene más en cuenta a la población puertorriqueña, dominicana y colombiana. La de Miami se dirige a cubanos y venezolanos. Cuando haces las noticias nacionales, 22 minutos son muy pocos y no es difícil seleccionar las noticias que son más importantes para todos sin importar de cuál sea su país de origen. Es el único noticiero que están viendo. Les estás informando sobre el mundo, sobre todo lo que es importante para ellos. ¿Univision va a salir a bolsa este año? Yo no lo sé. Pero la empresa es madura, está pasando por su mejor momento y sigue creciendo. Son muy pocas las empresas de televisión en el mundo que están viviendo algo así. Univision fue la cadena más vista en EEUU durante un par de meses en 2013. Antes teníamos que explicar que éramos la segunda o la tercera cadena entre todas las televisiones de EEUU y no sólo entre las hispanas. Nuestra emisora de Los Ángeles es la emisora local más vista del país. Nuestra audiencia es 10 o 15 años más joven que la de los demás y su nivel de entusiasmo, relación y compromiso con nuestros informativos es muy alto. Por eso estamos tan concentrados ahora en el tema digital, en cómo vamos a crecer y en qué vamos a hacer para encontrar una nueva ruta para llegar mejor a la gente de una manera diseñada a su medida. ¿Está preocupado por el impacto que puede tener la salida a bolsa en el departamento de noticias? Yo nunca me preocupo por algo hasta que no me tengo preocupar. A cada día le basta su afán. No creo que haya ningún canal en Estados Unidos con el nivel de eficiencia del departamento de noticias de Univision. Nuestros costes son una quinta parte de los de cualquier canal americano. En muchas empresas se asume que las noticias dan pérdidas pero son un servicio. Nosotros somos rentables. Nuestros ingresos y nuestros beneficios han crecido en los dos últimos años por la publicidad y porque hemos reorientado la compañía hacia donde está el crecimiento: hacia el área digital. ¿Qué se puede aprender de los problemas de la prensa escrita en la transición digital que ahora afronta la televisión? La inmediatez hace difícil a las compañías apostar por el futuro. Mientras el mayor flujo de ingresos viene del negocio viejo, no son capaces de apostar por el negocio nuevo. Cuando dan ese paso, ya es demasiado tarde y ya hay otras empresas que entraron en él. Lo que tiene que hacer una compañía como Univision es invertir desde una posición de fortaleza y cuando mejor están sus cifras. Es importante darse cuenta de que el futuro es digital. La inversión y la experimentación deben hacerse ya. Los medios no podemos cometer otra vez el mismo error. Ese problema no sólo lo han tenido los periódicos. Lo está empezando a tener la industria de la televisión. Lo que está pasando con Netflix es impresionante. Uno mira lo que están haciendo empresas como Vice, Vox o Buzzfeed y se da cuenta de que en el mundo digital ser exitoso requiere algo muy importante. No podemos sólo ser empresas de medios. Tenemos que ser empresas de tecnología también. Si un medio no controla su tecnología, no controla su destino. ¿Tienen todos los servicios digitales dentro de la empresa? Sí. Nuestra gran ventaja es que Fusion arrancó siendo una empresa digital y empezar de cero ha sido una maravilla. Hemos fichado a Hong Qu, que estuvo antes en YouTube y en Upworthy. Así hemos tenido desde el primer día en nuestro equipo a una persona experta en tecnología. ¿Cómo identificaron a la audiencia a la que querían dirigirse con Fusion? Yo nací en 1971. Entonces el 87% de la población de EEUU eran blancos anglosajones. En 2030 ese porcentaje se rebajará más o menos hasta el 50%. En el otro 50% el mayor crecimiento lo protagonizarán los latinos pero no vendrá de la inmigración sino de las segundas, terceras y cuartas generaciones de quienes ya están acá. Esos jóvenes nacen hablando inglés, van al colegio en inglés, sus amigos hablan inglés, su vida es en inglés y nosotros no podemos cambiar el curso natural de las cosas. Pero eso no significa que no les interese lo que pasa en sus países de origen, la comida de la abuela y la música que han escuchado toda la vida. Son personas que se sienten orgullosas de su pasado. Saber bailar es algo muy importante y su vida familiar es algo que les diferencia mucho de los anglosajones. No sólo está la oportunidad de llegar a este 22% de hispanos sino a esa mitad de la población que no es blanca y que tiene experiencias similares. Poderle llegar a la mitad de Estados Unidos es un proyecto que tiene tanta lógica que fue facilísimo que Disney se viniera a hacerlo con nosotros. Ellos son expertos en cómo llegarle a los jóvenes y en buscar dónde está el futuro del crecimiento. No hay más que ver su proyecto para construir parques en China. ¿Alguna diferencia entre los jóvenes hispanos y los anglosajones? Las diferencias son enormes. Los hispanos pasan mucho más tiempo en las casas de sus padres y se mueven menos de las ciudades donde viven sus familias. Están más apegados a sus abuelos y les gusta la comida de sus orígenes. El fútbol es un elemento de unión impresionante. Están pendientes de lo que ocurre en sus países. El mejor ejemplo es lo que ha ocurrido con Venezuela, que Fusion ha cubierto con una persona sobre el terreno. Exactamente. Venezuela es una oportunidad que no aprovecharon aquí los medios anglosajones. Se centraron en Ucrania y se olvidaron de que Venezuela existía. Era una oportunidad enorme porque era un movimiento de jóvenes al lado nuestro. ¿Cómo no íbamos a cubrirlo? Los jóvenes hispanos se sienten parte de una cultura donde todo el mundo aporta y donde cada uno es distinto. Pero estoy convencido de que hay un punto de unión que es importante. Si tu equipo periodístico no se parece a tu audiencia, no tendrás éxito. ¿Imaginan un futuro en el que ustedes tengan más espectadores en inglés que en español? No. La audiencia de Univision en español sigue creciendo. Es tan grande la explosión del mercado latino que la audiencia está ahí y es cada vez mayor. Univision sigue siendo un gran negocio. Los grandes canales anglosajones han sufrido la fragmentación por la llegada del cable y por otros problemas y eso hace difícil plantear una estrategia a largo plazo. Nosotros no. El 72% de la audiencia de Univision no ve ningún otro canal. ¿Sus programas siempre serán en español? Los de Univision en español y los de Fusion en inglés. Creo que Fusion va a crecer mucho y ésa es una de las cosas interesantes de estar con Disney. Hace unos años la gente pensaba que era una locura irse de la NBC a una 'startup' pequeña de Bristol (Connecticut) que se llamaba ESPN y mire lo que es hoy ESPN. Yo le auguro a Fusion un futuro similar al de ESPN y mucho más rápido porque ahora todo pasa más deprisa. ¿Cómo convencer a los jóvenes hispanos de que elijan Fusion y no canales como CNN, MTV o Comedy Central?
 Solamente con buen contenido. CNN ya no lo ven. Comedy Central sí y por eso estamos haciendo segmentos como los guiñoles de 'No You Shut Up'. Hemos cubierto sobre el terreno las protestas de Venezuela y hemos hecho una investigación sobre las prácticas policiales de Miami Gardens. Al hacer buenas historias, el tráfico y la respuesta que tenemos son muy buenos. Todo tiene que ver con el contenido. Si uno tiene buen contenido, siempre le irá bien a menos que le impida a la gente verlo. El objetivo inicial de Fusion era alcanzar una audiencia potencial de 60 millones de personas en cinco años. ¿A cuántas personas llegan a día de hoy? Por ahora a 20 millones. Pero vamos a cerrar 2014 con muchos más. La distribución no me preocupa porque está en manos de Disney, cuyos responsables son unos expertos. Pero recuerde: yo no estoy haciendo un canal de televisión por cable. Yo estoy haciendo una compañía de medios para jóvenes. Va a tener eventos, va a tener redes sociales, va a tener televisión, va a tener documentales y quién sabe qué más. Iremos evolucionando con la tecnología.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon