Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Siemens y Mitsubishi suman fuerzas para hacerse con Alstom

El Mundo El Mundo 17/06/2014 ROSALÍA SÁNCHEZ

El gigante alemán de la electrónica Siemens y su par japonés Mitsubishi Heavy Industries (MHI) han unido fuerzas para anunciar conjuntamente una oferta millonaria por la filial energética de su rival francesa Alstom que parece dejar atrás las expectativas mostradas por el resto de aspirantes.

La oferta presentada a primera hora por el grupo con sede en Múnich se eleva a 7.000 millones de euros en efectivo, una cantidad muy difícil de superar en el sector.

Para alcanzar esa cifra, Siemens aportará 3.900 millones por el negocio de turbinas de gas de Alstom, mientras que MHI pagará los 3.100 restantes por las de vapor y redes de transferencia de la francesa. Este reparto, además, permitirá a los alemanes sortear reparos de las autoridades antimonopolio.

Como parte de la propuesta, Mitsubishi aspira a comprar hasta un máximo de 10% del 29,3% que el grupo francés Bouygues SA tiene en Alstom. El banco estatal de inversión BPI France compraría otra porción a Bouygues, posiblemente junto al gobierno francés. Un portavoz de Bouygues ha reiterado que el grupo tiene la decisión de largo plazo de mantenerse en Alstom.

Como parte del plan, Siemens buscaría transferir su negocio ferroviario a Alstom, con el fin de formar un gigante europeo en la construcción de trenes e ingeniería ferroviaria, según personas al tanto las conversaciones.

Horas antes de que la propuesta de Siemens se haga pública, el grupo industrial estadounidense General Electric ha advertido que "no entrará en una guerra de precios" por la compra de Alstom.

"General Electric no ingresará en una "guerra de precios" y ha defendido su propia oferta señalando que "reunir a dos grandes empresas para permitirles competir con las mejores tecnologías a escala mundial es de interés para Alstom, más que desmantelar sus activos".

1.000 empleos en Francia

A modo de cortejo al gobierno de Hollande, General Electric ha prometido crear 1.000 empleos en Francia.

© Proporcionado por elmundo.es

"Estamos confiados y convencidos que nuestra oferta es buena para Alstom, Francia y para GE", ha dicho el portavoz de la estadounidense.

El ministro de Economía francés, Arnaud Montebourg, ha criticado sin embargo la propuesta de GE, diciendo que es inaceptable y amenaza la soberanía económica de Francia.

Montebourg ha alentado a Siemens a hacer su propia oferta por los negocios de Alstom, cuya división ferroviaria fabrica el tren de alta velocidad TGV.

La resistencia de Francia a la adquisición del negocio energético de Alstom por parte de GE no se debe sólo a los temores sobre una posible destrucción de empleos, sino a su determinación de mantener el control sobre la tecnología nuclear del grupo francés.

La exportación de tecnología nuclear es un negocio robusto en Francia y Alstom es un actor importante como proveedor de las turbinas Arabelle para proyectos de la empresa de ingeniería Areva y de Électricité de France SA.

A los franceses les preocupa la posibilidad de que proyectos futuros puedan ser objeto de un veto por parte de Washington si GE pasara a controlar los activos energéticos de Alstom.

Areva, por ejemplo, participa en la en China con turbinas de Alstom, la que también ha firmado acuerdos para suministrar las turbinas Arabelle a otros reactores nucleares en construcción en ese país asiático.

Francia teme que, aunque Alstom no fabrique reactores nucleares, sus turbinas de vapor puedan requerir una licencia del gobierno de EE.UU, si fuesen vendidas para su utilización en una planta de energía nuclear.

Alstom está a la búsqueda de más negocios en China, donde la compañía tiene una larga historia. Las turbinas de la compañía francesa también se están utilizando en Rusia, en una gigantesca planta nuclear en construcción en Kaliningrado, en la región del Báltico.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon