Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sierra Leona cierra las fronteras con Guinea y Liberia para frenar el ébola

EL PAÍS EL PAÍS 12/06/2014 Agencias
Un equipo médico saca un cuerpo de un centro en Guinea, en abril pasado. © SEYLLOU Un equipo médico saca un cuerpo de un centro en Guinea, en abril pasado.

Sierra Leona ha decidido cerrar las fronteras al comercio con Guinea y Liberia, así como todas las escuelas, cines y discotecas de la región fronteriza en un intento por hacer frente al brote de ébola. Un total de 16 personas han muerto en este país a causa del virus, una cifra que se ha duplicado en la última semana, según el último balance facilitado por el Ministerio de Sanidad.

Las autoridades tienen pensado instalar puestos de control en la localidad de Kailahun, una de las más afectadas por la epidemia, al tiempo, que ha solicitado que se informe de todos los fallecimientos antes de su entierro. El personal médico supervisará el entierro de cualquier persona fallecida a causa del virus.

más información
  • El Ébola ya se ha cobrado 224 víctimas en los países africanos afectados
  • Sierra Leona anuncia la primera muerte confirmada por el virus del Ébola
  • Los casos de Ébola aumentan un 60% en una semana
  • El Ébola se extiende a Malí, el cuarto país afectado
  • Ébola, lo fundamental

El viceministro de Información, Theo Nicol, ha argumentado que la decisión de cerrar la escuela llega en respuesta a "la existencia de mayor contacto entre los niños que entre los adultos". Los cierres no afectarán a las iglesias y las mezquitas, si bien los líderes religiosos han pedido que acudan al médico a todas las personas que presenten síntomas. El aumento de las muertes en Sierra Leona, en la que no había habido casos durante meses desde que apareció la enfermedad en marzo en la región, pone de manifiesto la debilidad del sistema sanitario del país.

El ébola tiene una tasa de mortalidad de hasta un 90% de los infectados y es muy contagiosa, transmitiéndose entre humanos a través del contacto con órganos, sangre secreciones u otros fluidos corporales. Hasta ahora se había detectado en países como República Democrática del Congo, Uganda, Sudán del Sur y Gabón.

La enfermedad afecta principalmente a chimpancés, gorilas, murciélagos frutívoros, monos, antílopes y puercoespines, pero puede transmitirse a humanos que entren en contacto con los animales infectados, según los datos de la OMS.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon