Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Simon Hanselmann

Notodo Notodo 11/05/2016 Marco Ascione
Imagen principal del artículo "Simon Hanselmann" © La Fábrica 2014 @ Imagen principal del artículo "Simon Hanselmann"

La historia nos ha enseñado que todo lo bueno suele venir por partida doble. Tándems perfectos, únicos e inigualables. Vidas superpuestas e intrínsecamente relacionadas donde una no puede vivir sin la otra. Marvin Gaye y Tammi Terrell; Mulder y Scully; Cristiano y Benzemá; o Leo DiCaprio y Kate Winslet. Pero claro, aquí hemos venidos a hablar de otra pareja, una sideral y mágica que ya lleva unos años iluminando la suma de estas tierras impías que llamamos mundo. Sí, amigos: Fulgencio Pimentel y Simon Hanselmann; Simon Hanselmann y Fulgencio Pimentel. La editorial amiga y el hijo pródigo de Launceston han vuelto con Hail Satan! y sí, antes de que preguntéis, el mundo es un lugar mejor.



Hail Satan! es una delicatessen, un pequeño y precioso diamante que brilla y refleja las carencias y las actitudes más lamentables y tristemente divertidas del ser humano. Siguiendo la línea marcada por sus anteriores trabajos –Hechizo Total y Bahía de San Búho–, Hanselmann vuelve a plasmar sus experiencias personales más dramáticas y sensibles para diseccionar los comportamientos humanos, llegando a una única e ineludible conclusión final: damos asco.

Es impresionante lo poco que necesita Simon y lo mucho que llega a transmitir a sus lectores que, a pesar de saber que están leyendo las vivencias más íntimas del autor, se sienten tremendamente identificados con ellas: sus historias destilan algo único, una voz especial que tira de la mezcla perfecta de drama existencial y comedia absurda para dejar en evidencia las miserias humanas. Nunca en mi vida he leído a un autor así que hace tiempo que trascendió los conceptos de acidez tragicomedia y de humor negro para inventar algo muchísimo más duro, transgresor, radical y tremendamente suyo.

Hail Satan! no es sólo la historia más larga hasta la fecha de Megg & Mogg sino que representa la forma más pura de esencia Simon Hanselmann, una obra que condensa de manera extrema lo que este autor es y representa. Una celebración de cumpleaños pisoteada y destrozada por actitudes egoístas y despreciables; relaciones tóxicas y heridas que nunca han cicatrizado; el presagio de que todo va a ir a peor y de que nunca tendremos un minuto de paz; alcohol, drogas y la certeza de que aunque nuestra vida sea una mierda y de que la compartamos con gente que no tenemos claro si queremos o despreciamos es lo que hay y tenemos que aceptarlo, porque sin todo esto no seríamos quiénes somos. Gracias, Simon. All hail the king!





Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Notodo

image beaconimage beaconimage beacon