Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ska Keller: "La UE no puede negar el derecho a decidir"

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 19/05/2014 Beatriz Navarro | Bruselas

La eurodiputada alemana Franziska (Ska) Keller se impuso como ganadora de las primarias de los Verdes para elegir a sus candidatos para la Comisión Europea. Gracias a su dominio de las redes sociales, esta nativa digital (tiene 32 años) adelantó por unos pocos votos al también candidato José Bové. Keller, la contendiente que más ha tratado de pelear en los debates televisivos, es capaz de defender su discurso en alemán, inglés, francés, español, turco y árabe. Creció en Guben, cerca de la frontera polaca, y ha estudiado cultura judía, islámica y turca.


¿Cuál es el estado de la Unión tras la crisis del euro?
La crisis debe ser parte del debate porque aún no hemos salido de ella. Es un error decir que todo va bien. En Alemania casi nadie habla ya del tema, pero con el nivel de paro actual en Europa la situación es desastrosa. Hay que hablar de salidas de la crisis. Mi partido ofrece un plan viable, apostar por la economía verde. La forma en que se ha gestionado la crisis ha llevado a más división.


¿Cómo se puede superar?
En Alemania la crisis se ha usado con fines de política nacional. Esa retórica de la crisis -en el norte los buenos, al sur los malos- ha sido muy dañina. Todo el mundo debe afrontar sus problemas, también el norte los tiene. Alemania es fuerte en sus exportaciones porque otros compran, tiene superávit porque otros tienen déficit y es tan competitiva porque tiene salarios bajísimos que producen gran sufrimiento. Es una pena que la crisis haya fomentado un repliegue nacional que sólo protege a los ricos. Deberíamos potenciar mayor solidaridad entre trabajadores.


Cita España como ejemplo de diagnóstico erróneo de la crisis...
Siempre me enfado cuando se dice que es una crisis de deuda. Sí, hay que tener unas cuentas públicas sostenibles, pero España es el máximo exponente de que la gran crisis llegó por los bancos. Si no analizamos bien la crisis llegaremos a conclusiones erróneas y no hablaremos de cómo regular los mercados financieros.


Las encuestas conocidas vaticinan una pérdida de escaños para los Verdes. ¿Cómo podrán influir en la próxima legislatura, si se forma una "gran coalición" europea?
Las diferencias entre los distintos sistemas electorales hacen imposible predecir un resultado pero creo que tendremos un grupo fuerte. Quizás entren partidos nuevos, como Equo. Hay que preservar la idea de alternar mayorías. En los últimos años podríamos haber articulado una mayoría de izquierdas, pero los socialistas no han querido usarla.

Pertenece a una generación muy distinta a la de sus grandes rivales. La gente joven tiende a criticar la política europea sin por ello cuestionar la existencia de la UE. ¿Hay una brecha generacional en el debate?
Sí. Tenemos un problema, porque cada vez que criticas la política europea te tachan de euroescéptico. Es cierto que para los jóvenes la UE es algo que esta allí y no se cuestiona. Lo que se cuestiona o se critica son sus políticas. No podemos seguir hablando de estar a favor o en contra de Europa. Hay que hablar de políticas concretas. Es lo que estamos intentando en la campaña, en lugar de sacar la bandera europea y decir Europa sí, Europa no.


En los programas cuesta percibir auténticas alternativas.
He estado en muchos debates donde el tema es Europa y sólo se habla de cuestiones institucionales o en las que todos estamos de acuerdo, ¡soporífero! En cuanto hablas de políticas concretas, se ven las diferencias.

Es la única candidata que ha abierto los brazos a una Escocia o Catalunya independiente.
Todos intentaron escabullirse en el debate. Para nosotros, el derecho a decidir es un principio democrático muy importante, como defiende ICV. No veo cómo desde la UE se puede negar esto. Lo que yo no digo es cómo votar.


¿Qué piensa usted?
No tengo un punto de vista. Pero la gente de Escocia y Catalunya quieren seguir dentro, cooperar y no aislarse. Creo que es un mensaje importante para la UE.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon