Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Solo tres consejerías imitan al ministerio y reducen el horario de la clase de Religión

EL PAÍS EL PAÍS 06/06/2014 Manuel Planelles, Ivanna Vallespín

Solo tres comunidades autónomas tienen pensado seguir los pasos del Ministerio de Educación, que ha decidido reducir a la mitad el horario mínimo semanal de la asignatura de Religión en primaria el próximo curso en Ceuta y Melilla, donde el Estado mantiene las competencias sobre el sistema de enseñanza. Asturias, Canarias y Galicia también reducirán las horas de esa materia y emplearán ese tiempo en reforzar otras como Matemáticas o Inglés. Según los datos recabados por EL PAÍS de las consejerías, el resto de comunidades —salvo Madrid, Cataluña y Castilla y León, que aún no lo han decidido— seguirán impartiendo 1,5 horas a la semana como hasta ahora.

más información
  • La ‘ley Wert’ no se aplicará en Andalucía, País Vasco y Cataluña en septiembre
  • Miles de personas forman una ‘marea verde’ en Madrid contra la ley Wert
  • ESPECIAL La reforma educativa

La implantación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), aprobada por el Gobierno a finales de 2003, abría una puerta a las comunidades para que modificaran el horario de la materia confesional, o su alternativa Valores Sociales y Cívicos (es obligatorio cursar una de las dos). A diferencia de lo que ocurría con la anterior ley educativa, la LOE, las comunidades pueden tocar los horarios. Curiosamente, la primera Administración en utilizar esa puerta abierta ha sido el ministerio donde aún conserva las competencias. El departamento de José Ignacio Wert ha decidido bajar a la mitad el horario mínimo semanal en las dos ciudades autónomas, que pasa de los 90 a los 45 minutos. Este paso disgustó a los obispos, que se quejaron a través de un comunicado.

Los prelados también pidieron a otras comunidades que no siguieran los pasos del ministerio. Asturias sí lo hará, aunque solo reduce un tercio el horario y lo deja en 60 minutos a la semana, según detalla su consejera de Educación, Ana González. “El tiempo que se gana servirá para dar más Inglés y para mantener Ciudadanía”, apunta la consejera, del PSOE. En el caso de Canarias se opta por el mismo camino del ministerio y se deja “en una sola sesión a la semana”, detalla Manuela Armas, viceconsejera de Educación de esta comunidad. Esto se traduce en que se pasa de los 90 a los 45 minutos a la semana, añade Armas, quien, al igual que su compañera, milita en el PSOE.

Galicia sería la excepción, porque, a pesar de estar gobernada por el PP, también tiene previsto reducir la clase. En todos los cursos de primaria se dará el próximo curso una hora a la semana, salvo en segundo, que serán dos. Esto implica reducir un 22% el horario en toda la etapa de primaria. Fuentes del departamento gallego de Educación sostienen que el tiempo que se ganará se empleará en reforzar las Matemáticas, aunque se deja la opción a que los centros puedan incrementar algo el horario de Religión si quieren.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon