Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Susana Díaz invita al papa Francisco a charlar sobre el desempleo juvenil

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 01/06/2014 Manuel Planelles

Susana Díaz, a la que muchos barones dentro del PSOE ven como la secretaria general que necesitan tras la salida de Alfredo Pérez Rubalcaba, le ha remitido una carta al papa Francisco en la que le invita a mantener una charla sobre el desempleo juvenil. La misiva, fechada en Sevilla el 28 de mayo, es la respuesta de la presidenta de la Junta de Andalucía a los comentarios que el Papa hizo la semana sobre el paro entre los jóvenes. Francisco puso como ejemplo a Andalucía, donde esa tasa ronda el 60%.

Susana Díaz, esta semana en el Parlamento andaluz. © paco puentes Susana Díaz, esta semana en el Parlamento andaluz.

La presidenta andaluza admite en el escrito que comparte "su preocupación por las dramáticas cifras de desempleo juvenil que sufre Andalucía, como también ocurre en España y en otras regiones de Europa". La socialista señala a los culpables: "Son el legado de una larga y profunda crisis económica y de unas políticas que hacen prevalecer los intereses económicos por encima de los problemas y las necesidades de las personas". 

"El Gobierno que presido está volcado en la creación de empleo", le dice Díaz al Papa, al que se dirige en todo momento con la fórmula "Su Santidad". También le advierte que los años "de crisis y austeridad" están desencadenando una "enorme brecha social" y que cada vez sea mayor la "distancia que separa a los países y regiones del Norte y del Sur".

"Estos son desvelos que compartimos y de los que me gustaría hablar personalmente con Su Santidad, si así lo considera", concluye la carta de Díaz. La presidenta le deja apuntados el teléfono de su secretaria y el suyo particular. "Con mis mejores deseos para Su Santidad", se despide la socialista, que nunca ha ocultado que de joven fue catequista y que sigue siendo creyente. Díaz, al contrario que la mayoría de los miembros de su Gobierno, juró su cargo hace ocho meses.

El pontífice se refirió la semana pasada a Andalucía, cuando los periodistas le preguntaron sobre los resultados de las elecciones europeas. Francisco centró su atención en el paro juvenil: "Esto es gravísimo. En Italia creo que la desocupación juvenil está sobre el 40%, en España es el 50% y en Andalucía, en el sur de España, el 60%. Esto significa que hay toda una generación ni-ni”. E insistió: “esto es gravísimo, pues se desecha una generación de jóvenes. Esta cultura del desecho es gravísima. Es un sistema económico inhumano”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon