Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Susana Díaz dará un paso al frente ya para asumir todo el poder en el PSOE

La Vanguardia La Vanguardia 31/05/2014 Juan Carlos Merino

¿Cuándo dará Susana Díaz el "sí, quiero" al PSOE? "Tiempo al tiempo", dicen sus fieles. Pero, según demuestra la trayectoria de la actual presidenta de la Junta y líder de los socialistas andaluces, el tiempo no corre sino vuela. La ejecutiva del PSOE oficializará el próximo lunes el formato definitivo que adoptará el congreso que elegirá en julio al secretario general del partido que sucederá a Alfredo Pérez Rubalcaba. E inmediatamente después, Díaz dará un paso al frente. Este mismo lunes, si no hay contraorden.

La mayoría del poder territorial del PSOE, dirigentes de referencia y un sector del aparato de la dirección federal, ya ha desplegado una larguísima alfombra roja para que Díaz recorra el camino desde el sevillano palacio de San Telmo, donde tiene su sede la Junta de Andalucía, hasta la sede de Ferraz, donde nadie duda de que recibirá las llaves del reino y asumirá todo el poder.

Pese a que Díaz exigía que el congreso extraordinario del 19 y 20 de julio fuera a la vieja usanza -es decir, los militantes eligen a los delegados y estos eligen al nuevo líder del partido-, el órdago de Eduardo Madina para forzar a abrir el cónclave -de manera que sean los 240.000 militantes socialistas los que voten directamente al nuevo jefe, sin intermediarios- mantenía ayer la expectativa de que así sea finalmente. En hacer posible este novedoso formato, de hecho, se trabajaba ayer en Ferraz. Intentando evitar en todo caso cualquier tropiezo jurídico ya que este sistema -según advirtieron todos los veteranos- no está avalado aún por los estatutos del partido y su resultado podría ser, si no se anda con cuidado, fácilmente impugnable. La solución, según altas instancias de Ferraz, vendría de la mano del experimento que, en febrero del 2013, forzaron a su vez los socialistas gallegos: primero los militantes votan al líder en una consulta no vinculante, y después los delegados refrendan en un congreso la decisión de las bases. Pese a la imagen de apertura que así se pretende transmitir, no obstante, hay quien asegura haber predicho al actual líder del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, el resultado que obtendría con el voto de los delegados: fue justo el mismo que al final obtuvo con el voto directo de los militantes.

Casi todos en el PSOE dan por hecho que, en julio, Susana Díaz ganará la secretaría general del partido. Por aclamación, como ella quiere. O sea por el sistema que sea: nadie se atreverá a plantarle cara, o se merendará a quien lo intente sin pestañear.

No obstante, un joven dirigente está dispuesto a armarse de valor y enfrentarse al dragón de los hechos consumados, siempre y cuando el congreso sea finalmente con el voto directo de los militantes. Eduardo Madina, muy enfadado al sentirse objeto de mil y una operaciones para derribarle. Sus fieles aseguran que todo el aparato del PSOE se ha puesto en su contra para triturarle. Pero él, ayer, aceleró: "Si vamos a un congreso abierto, presentaré mi candidatura", aseguró en la Ser. Ya no dijo "lo valoraré". Anunció que irá, si se cumple el requisito. "El futuro del PSOE pertenece a su gente, al conjunto del partido y no sólo a unos pocos militantes y a los secretarios generales. Otro PSOE no puede empezar con los métodos de un viejo partido", desafió. Pero negó ningún recelo hacia Susana Díaz: "No puedo tener una opinión mejor de ella". Ella, en cambio, no parece haber encajado nada bien que Madina se haya cruzado en su camino, según fuentes socialistas.

Y Carme Chacón, por su parte, ha optado por dar un paso atrás estos días. Pero no para renunciar a sus aspiraciones, muy al contrario: para protegerse del fuego cruzado desatado e intentar mantener vivas sus opciones. Sus fieles insisten en que Rubalcaba pactó con Madina la operación para neutralizar a Chacón, y que ahora le han dejado tirado a los pies de los caballos de Susana Díaz. Y que para evitar salir trasquilada antes de tiempo, Chacón se ha quedado al margen, haciendo una ronda de televisiones -el jueves en La Sexta, ayer en Antena 3- y manteniendo "por coherencia" su apuesta por las primarias abiertas a toda la ciudadanía para elegir al próximo candidato electoral. La exministra elogió a Susana Díaz, dijo comprender a todos los líderes territoriales que han salido en tromba para tenderle la alfombra roja y atacó con dureza a Rubalcaba. Sin olvidar la vieja herida: "En el 2011 decidimos no hacer primarias porque habíamos encontrado a alguien providencial que nos iba a salvar de esto. Y por eso ahora lo providencial es dar la voz a la gente". Y lamentando la situación actual: "Quien dirige tiene que dirigir y, si no, lo deja", aseguró. Una crítica explícita a que Rubalcaba no dimitiera la misma noche del batacazo del 25-M, o al día siguiente. Su obligación, dijo, debería haber sido "llevar al partido hacia la situación siguiente pero no permitir esta ceremonia de la confusión". Por eso, disculpó a los líderes territoriales: "La reacción lógica es pedirle que se haga cargo del partido a una persona que tiene el respaldo orgánico y además los votos". Y celebró a Susana Díaz, con quien mantiene, dijo, "una buenísima relación". "En un tiempo récord ha demostrado coraje y valentía para tomar las decisiones correctas en cada momento", destacó. Chacón no desvelará sus planes hasta la semana que viene, según su entorno, "cuando se marquen las reglas del juego y se acabe el caos". "No voy a aportar más confusión a la confusión", zanjó Chacón.

Entre los movimientos tectónicos que está causando la inminente irrupción de Díaz se sumó ayer la explosión del PSOE de Castilla y León que dirige Julio Villarrubia: dimitió por sorpresa más de la mitad de su ejecutiva para forzar otro congreso extraordinario en el que quiere recuperar su antiguo cargo el actual secretario de organización de Ferraz, Óscar López.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon