Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tapar la webcam y otras medidas de seguridad que ya deberías estar tomando

El Confidencial El Confidencial 17/09/2016 R. Pérez

James Comey, director del FBI, reconocía esta semana que él, como miles de personas más en todo el mundo (incluido Mark Zuckerberg), ha recurrido a una solución simple pero eficaz para evitar que hackeen la 'webcam' de su portátil: taparla con un trozo de cinta aislante. "Hay algunas cosas sensatas que todos deberíamos estar haciendo, y esta es una de ellas", decía Comey en una conferencia. "Entras en cualquier oficina gubernamental y todos tienen esa pequeña cámara sobre sus pantallas, todos con una pequeña cinta sobre ellas, para que gente no autorizada no pueda observarte. Creo que eso es algo bueno", argumentaba.

El de la cinta sobre la 'webcam' es un consejo que ya se ha convertido en cultura popular, pero para David Barroso, experto en seguridad informática, no es uno de los más importantes. "No cuesta nada y es verdad que puedes evitar que te vean, pero en la mayoría de los casos, aunque te viesen, ¿cómo de interesante sería para un hacker? La mayor parte del tiempo sería simplemente tu cara trabajando o viendo una película", bromea. 

A su vez, nadie se preocupa por la cámara del móvil, y quizá esa información sería más relevante, ya que podría indicar pistas de dónde vas y con quién. "Y si lo que quieres es proteger tu información, quizá el micrófono sería más importante que la cámara, y no hay un modo de 'tapar' el micrófono", explica Barroso. Sí que hay varias cosas que puedes hacer, a nivel de usuario básico, para protegerte cuando navegas por internet. 

Descarga solo en sitios oficiales

Válido tanto para un ordenador como para un móvil: descarga todos tus programas, juegos y aplicaciones de webs autorizadas y oficiales. Aunque tengas que pagar. Es un pequeño precio a cambio de mantener la puerta cerrada a todo tipo de problemas.

"Puedes terminar sufriendo un ataque de 'ransomware', en el que secuestran tus datos y te piden un rescate por ellos, o pueden hacerse con tus datos bancarios y vaciarte las cuentas", explica Barroso. En comparación, el precio de cualquier programa no parece tan caro, y te ahorras el disgusto. 

Desconfía siempre

En la mayoría de los casos, lo que falla no es la tecnología, sino el factor humano: somos engañados para abrir un mensaje de correo, pinchar en un enlace o proporcionar una información que termina causándonos algún problema. Fíate de tu instinto y sé desconfiado. 

© Proporcionado por El Confidencial

"Si te llega un email de Correos avisándote de que tienes un paquete, pero tú no has comprado nada, desconfía. Si un correo o web que parece de tu banco te pide tus datos bancarios, desconfía. Si una chica aparece de repente en tu Facebook y parece muy interesada en ligar contigo, y te pide que te grabes... desconfía". 

Actualiza, actualiza, actualiza

En cada actualización de 'software', ya sea de un sistema operativo o de un programa concreto, los desarrolladores incluyen soluciones a vulnerabilidades conocidas. Si no las instalas, es como si tuvieses una casa con un agujero en la pared que alguien puede aprovechar para colarse dentro, así que trata de mantener tus dispositivos actualizados. 

Sin embargo, que no te pueda el ansia. Cuando un fabricante lanza una actualización, es probable que en sus primeras horas surjan algunos problemas que solucionan en poco tiempo. No hace falta ser el primero, y tardar un par de días no va a causar una crisis en tu teléfono u ordenador. 

Ojito con 'rootear' tu móvil

"No es nada recomendable para el 99% de los usuarios 'rootear' el móvil", asegura Barroso. Este proceso, que otorga al usuario permisos de administrador, puede hacerse fácilmente buscando las instrucciones en internet, y permite acceder a partes de tu teléfono que de otra forma están fuera de tu alcance. Pero a su vez lo hace mucho más vulnerable para un 'hacker'. Suele llevarse a cabo para instalar juegos y otros programas 'piratas', pero los inconvenientes pueden ser mayores que las ventajas. 

Deja menos huellas

Es complicado no dejar absolutamente ningún rastro por internet, pero sí puedes intentar disimular tus huellas para que las empresas que se dedican a seguirnos para adaptar sus anuncios a nuestro perfil lo tengan un poco más complicado. "Dependiendo de tu nivel de paranoia, puedes simplemente utilizar el modo incógnito de tu navegador o utilizar la red Tor para navegar anónimamente", explica Barroso. 

© Proporcionado por El Confidencial

Si no te preocupa especialmente esta cuestión, sigue siendo buena idea utilizar el modo incógnito para algunas cosas, como hacer compras, consultas médicas o manejar información que sea delicada para ti por algún motivo. 

Aprovecha la doble autenticación

Muchas redes sociales y servicios web ya incluyen métodos de doble autenticación, en los que además de tu contraseña, debes introducir un código enviado por SMS a tu teléfono o a tu email. De esta forma, no es suficiente para alguien tratar de suplantarte solo con tu contraseña, sino que tendría que tener acceso también a tus mensajes cada vez que quiera hacerlo.

Barroso reconoce que aquí se plantea cierto conflicto para el usuario en lo que se refiere a la privacidad: aumenta la seguridad ante los 'hackers' a cambio de darle a Facebook, Google y empresas similares tu número de teléfono. "Cada usuario tiene que evaluar y decidir qué prefiere. Conviene tener en cuenta que Google, Facebook y compañía van a acaba teniendo nuestro número de teléfono de todas formas..."

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon