Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ter Stegen alimenta las dudas

ABC ABC 21/09/2015 Luis Buxeres

El portero alemán acumula dos graves fallos consecutivos. © Diario ABC El portero alemán acumula dos graves fallos consecutivos. El partido entre el Barcelona y el Levante transcurría entre el aburrimiento y la poca lucidez de los azulgranas, pero sin grandes sobresaltos. El equipo de Luis Enrique había logrado sorprender la defensa numantina del Levante después de mucho trabajo y el encuentro ya no tenía ni el aliciente del marcador. Hasta que a Ter Stegen le dio involuntariamente por animar la tarde en el Camp Nou con un grave error en el intento de despejar un balón, una acción que acabó con el gol del Levante. El único tanto que ha logrado un equipo de Lucas Alcaraz en el estadio barcelonista en toda la carrera del técnico granadino.

Ter Stegen estaba en el punto de mira del barcelonismo tras su irregular comienzo de temporada. "Debe estar preocupado por mis críticas y no las hay", le defendía Luis Enrique en la previa. Pero los últimos goles encajados por el alemán no hacen sino alimentar las dudas que parece haber sobre su figura en el entorno azulgrana.

No empezó bien el curso para el portero azulgrana, que falló en un rechace en la ida de la Supercopa de España y luego encajó un soberbio gol de San José. Hace pocos días, en el debut europeo, Ter Stegen tampoco estuvo demasiado afortunado ante la Roma, encajando otro gol desde casi la línea del centro del campo, esta vez obra de Florenzi.

La lesión de Claudio Bravo, además, le ha abierto las puertas de la titularidad también en Liga, al menos hasta que el chileno se recupere. Ante el Levante debutaba en la competición doméstica en el Camp Nou y su actuación no despejó las dudas que existen sobre su rendimiento. Salió a despejar con los puños un centro levantinista desde la banda izquierda y no alcanzó a tocar el balón, que quedó en los pies de Casadesús, que solo tuvo que empujarla a portería vacía. La patada que Ter Stegen le dio al poste reflejó su enojo por la acción.

Después del encuentro, Luis Enrique restó trascedencia a lo ocurrido. "No está teniendo demasiada fortuna en algunas acciones, pero es un portero estilo Barça. Por personalidad y por carácter no le va afectar. Si fuera otro portero, quizás diría que sí, pero la confianza fluye en su organismo y no va a haber ningún problema", recalcó el preparador asturiano.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon