Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

The Art of Brick

Notodo Notodo 20/10/2016 Irene Galicia
Imagen principal del artículo "The Art of Brick" © La Fábrica 2014 @ Imagen principal del artículo "The Art of Brick"

Nathan Sawaya se imagina el mundo hecho con Lego. Este artista de Nueva York que dejó la abogacía para ponerse a juntar piezas de Lego se expresa a través de las coloridas piezas de construcción para niños usándolas para recrear famosas obras de arte: Munch, la muchacha de la perla de Vermeer, la Mona Lisa de Leonardo o la Venus de Milo, además de impresionantes construcciones de animales prehistóricos como un Tyrannosaurus Rex de más de seis metros.

Pero su vida no fue siempre así de divertida. Cuando era abogado corporativo, su creatividad se paralizó y pasaba las tardes dibujando, pintando y esculpiendo con Lego. Después de algunos años, creó una galería en línea para mostrar sus obras hechas con Lego, y cuando la web colapsó por el exceso de visitas decidió dejar de ejercer la abogacía.

Tiene que ser interesante decirle a tu jefe que vas a dejar el trabajo para poder jugar con tus juguetes, pero eso no debe llevarnos a errores: la vida de un artista de Lego es también sorprendentemente intensa. El día de trabajo de Sawaya requiere que esté completamente concentrado, que tenga paciencia y resistencia. En cada escultura emplea entre dos y tres semanas de trabajo y, de media, entre 15.000 y 25.000 piezas. Esta exposición, itinerante desde 2007, muestra obras muy personales y es accesible porque habla al niño que todos llevamos dentro a la par que reflexiona sobre conceptos complejos y sofisticados pero su meta en principio, solo era elevar este juguete a una categoría superior.


Sus esculturas, únicas en este ámbito, abarcan desde obras conceptuales hasta réplicas de obras clásicas. Pero en este caso se ha centrado en colaboración con Warner Bros. Consumer Products y DC Entertainment, en los superhéroes y los supervillanos más icónicos de DC Comics: 120 obras originales que incluyen un impresionante Batmóvil a escala real de 5,5 metros y construido a partir de medio millón de piezas estándar. Inspirada por personajes legendarios como Batman, Superman, Wonder Woman, Joker, Harley Quinn y muchísmos otros personajes, la muestra es un testimonio del interminable entusiasmo que nos provocan, no solo los superhéroes, sino también las humildes piezas de Lego.

Desde su surgimiento en los años cuarenta, nadie se ha cansado nunca de estas pequeñas piezas de plástico. Siguen suscitando la misma emoción, tanto por su potencialidad como por nuestras propias posibilidades creativas. Desde parques temáticos como Legoland a La Legopelícula, se rinde tributo al mundo Lego, forma parte de nuestro imaginario. A pesar de la importancia de la tecnología, Sawaya afirma que para él, hacer las cosas a mano es más importante que nunca. Con esta calidad en particular, afirma, el público se enamora. Parte del poder de la exposición es saber que todo fue hecho a mano. De este modo los sueños se construyen de manera artesanal y pieza sobre pieza en una exposición bastante freak que seguro que encandilaría al mismísimo Sheldon Cooper.










Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Notodo

image beaconimage beaconimage beacon