Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

The Fiest IV

Notodo Notodo 20/05/2016 Alan Queipo
Imagen principal del artículo "The Fiest IV" © La Fábrica 2014 @ Imagen principal del artículo "The Fiest IV"

El rock alternativo es la fiest-a. Pero sin la última letra, y por cuarta edición consecutiva. Una cita que, durante tres días, repartirá candela a diestro y siniestro en una de las cuevas más emblemáticas del circuito rockero de música en directo, el Wurlitzer Ballroom (la wurli, para los más allegados), que volverá a encender sus alarmas durante 72 horas para recibir a algunos de los referentes del hardcore, del rock alternativo, del punk, el emocore o el screamo de nuestro país y más allá.

Y es que precisamente de ese “más allá” de nuestras fronteras son los alemanes Jungbluth, referentes del screamo y el post-hardcore europeo, y quienes estarán presentando Lovecult. su flamante nuevo disco; o los franco-asturianos Ôkban, uno de los máximos exponentes del screamo de nuestra escena menos nuestra. El resto, todos grupos estatales, de diferentes puntos de nuestro mapa, repartiéndose la vez entre el jueves 26 y el sábado 28 de mayo, ambos inclusive, en tres noches para subir el volumen de amplificadores y pedaleras en lo que será el cuarto The Fiest que ponen en marcha desde Caleiah, La agonía de vivir y We are the daughters.

Por allí se dejarán ver algunos de los referentes más viejos del terrario alternativo estatal, como los catalanes No More Lies o los donostiarras Adrenalized; una suerte de supergrupo hecho a retales de bandas conocidas dentro del circuito rock y punk madrileño, La letra pequeña, con miembros de Ulises Lima, STASI o Reflector; proyectos de nuestro rock con proyección internacional como Cala Vento; símbolos de la nueva vida que puede tener el punk clásico como Sudor o R.O.B.O.; proyectos en ciernes y recién nacidos en la capital como Boneflower o Tibia; los nuevos símbolos del sonido de Sant Feliu de Guíxols, Please Wait; o el joven quinteto emo-screamo gallego Lluvia de ciervos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Notodo

image beaconimage beaconimage beacon