Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Thiago: “Piqué nos aporta una alegría que es diferente a todo”

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 03/10/2017 Diego Torres
Qué mirar próximamente
SIGUIENTE
SIGUIENTE
Piqué, en el medio, durante el entrenamiento de España de esta mañana. © Rodrigo Jiménez Piqué, en el medio, durante el entrenamiento de España de esta mañana.

Dijo el seleccionador español, Julen Lopetegui, que el fútbol tiene una lógica propia, y que en el campo se forjan complicidades y lazos que solo se comprenden mediante el juego. “El fútbol sirve para unir”, declaró el vasco; “incluso une lo que parece imposible de unir”.

Lopetegui intervino en un acto benéfico en Las Rozas esta mañana y se pronunció como un sacerdote en la homilía. En el aire flotaba el conflicto catalán, el desapego de la afición con Piqué, y la unión de la plantilla de España en estos tiempos convulsos.

El segundo entrenamiento de la selección acababa de concluir en la ciudad deportiva. Gerard Piqué se había mostrado sonriente jugando con sus compañeros. Sin público, en una práctica prevista a puerta cerrada desde hace una semana, la tranquilidad volvió a la sede de la concentración del equipo.

Cuando le preguntaron por la situación, Thiago Alcántara se pronunció con la vehemencia de un apoderado en los tribunales. Le preguntaron cómo veía a Gerard Piqué después de la manifestación de hinchas y ultras que se amontonaron en las gradas de Las Rozas para increparle, este lunes, y clavó la mirada en su interlocutor. Le brillaban los ojos mientras elevaba el tono. “A Gerard lo vemos como siempre. Con el compromiso de siempre, la misma actitud y la misma alegría. Dentro del vestuario nos aporta esta alegría diferente a todo. Nos apena lo que sucede porque venimos aquí a jugar al fútbol. Es un placer que nos permitimos por los méritos deportivos de cada uno, y da pena no estar cómodos, y no poder hablar del partido con Albania”.

El volante se presentó en la conferencia hastiado de la crisis del Bayern y curtido para responder a la prensa sobre la crisis político-deportiva de España.

“¿Cómo se soluciona esto?”, le inquirió un reportero que sugirió que la salida de Piqué del equipo podría ser una medida liberadora. “La solución es jugar al fútbol”, replicó Thiago, más que a la defensiva, al ataque. “Nosotros sabemos jugar al fútbol no hablar; hablar ahora nos perjudica a todos. Si tenemos que hablar, ya hablaremos en el vestuario para ser mejor equipo y jugar mejor. Las opiniones personales te las llevas a tú a casa, no estamos para meternos en debates públicos. Estamos para intentar clasificarnos para el Mundial, y agradecería que tomemos el mismo rumbo por parte de todos”.

El viernes en Alicante espera Albania y espera la hinchada española, que presumiblemente se mostrará tan agresiva como siempre con Piqué. “Él ya jugó en el Bernabéu”, dijo Thiago. “Ha jugado en el Bernabéu con el Barça, en un amiente hostil. Ser profesional implica que eres suficientemente capaz de afrontar el partido en esos ambientes. Solo digo que Piqué siempre ha tenido la misma actitud y ahora no ha cambiado. He disfrutado de él como aficionado y ahora tengo el orgullo de tenerlo como compañero”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon