Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Thug Kitchen

Notodo Notodo hace 3 días Lola J.C Elkin

Muchos tacos, y no de los comestibles —aunque de cocina va la cosa—, es lo que de primeras te va a llamar la atención de los Thug Kitchen, un colectivo de divertidos y gamberros activistas del buen comer. El tándem, formado por la pareja de bloggers estadounidense Michelle Davis y Matt Holloway, saltó a la fama hace unos años cuando, avalados por celebrities como Gwyneth Paltrow (icono del vegetarianismo Made in Hollywood) o Jamie Oliver (portavoz británico del healthy food para la masa), comenzó su inusual campaña proveganismo, desde su página web y en forma de peculiares libros de cocina. El objetivo: que te dejes de basura precocinada y boñigas rápidas y empieces a comer de PUTA MADRE de una vez. El humor y el descaro son sin duda los ingredientes estrella de todas sus recetas en las que dejan caer numerosos consejos de salud a modo de chiste, con mucho fuck por medio. Quien se escandalice por ver la palabra "mierda" junto a "delicioso postre" que deje de leer ahora. Este no es un manual de cocina cualquiera: es activismo macarra entre fogones.

Del veganismo punk al glamour veggie

Cansados del preciosismo, o en el otro extremo, del halo hippioso que rodea a la cultura vegana, los Thug Kitchen reivindican el veganismo para gente corriente como ellos mismos, sin demasiado dinero que gastar ni ostentosos conocimientos de cocina. El primer paso es claro: hay que empezar a currárselo un poco, que en la práctica viene a decir que mandes a tomar por culo las pizzas congeladas y le hagas hueco en tu nevera a la fruta y verdura de temporada.

Imagen principal del artículo "Thug Kitchen" © La Fábrica 2014 @ Imagen principal del artículo "Thug Kitchen"

Tubérculos, dumplins, tahini, tempe, cebada, sirope de arce... ¡¿Pero qué mierdas son estas?! No sufras, la propuesta no es comer hummus y palitos de zanahoria el resto de tus días ni hacerte un experto en productos ecológicos y gadgets culinarios para no pasar hambre, existe un punto medio y es más sencillo de lo que parece. En su último recetario, traducido en España como Cocina Canalla y publicado por la Malpaso ediciones, te vas a encontrar con una buena tunda de apetitosas (y por poca maña que le pongas, también sabrosas) recetas veganas, baratas, bastante fáciles de cocinar y lo más importante, supersaludables, sin necesidad de hacer un máster en alimentación.

Además, te aclararán dudas gastro-existenciales que siempre te han echado para atrás a la hora de pasarte al verde como por ejemplo… Para qué sirve un wok (y por qué es imprescindible que te hagas con uno cagando hostias), cómo coño se cocina el tofu (y que no te quede blandengue como un queso rancio) o cuántos tipos de cereales, léase mijo, cebada, quinoa y su puta madre… necesito conocer para tener lo que llaman una “despensa básica” de nutrientes. Es más sencillo de lo que parece, si pensabas que la comida vegetariana era todo sofisticación y pijerías varias, vas a flipar con lo poco que cuesta cambiar el chip.

Comer sano mola y si no te lo crees... ¡pruébalo, motherfucker!

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Notodo

image beaconimage beaconimage beacon