Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

'Tiananmen', nombre de la plaza de Pekín

La Vanguardia La Vanguardia 03/06/2014 null

Tiananmen es la grafía recomendada del nombre de la plaza de Pekín que fue centro de protestas estudiantiles hace 25 años.

El nombre de esta céntrica plaza de la capital de la China aparece escrito en la prensa de muy diversas formas, como ilustran los siguientes ejemplos: «Este poeta chino lleva fuera de su país desde la matanza de Tiannanmen», «Tienanmén fue inmediatamente bloqueado después del accidente» o «Se calcula que un millón de chinos se han manifestado en la plaza pekinesa de Tian’anmen».

La forma original en el sistema pinyin para la escritura del mandarín contiene un apóstrofo y se puede considerar válido mantenerlo, pero por simplicidad gráfica es mejor suprimirlo, al igual que se eliminan normalmente los acentos y otros diacríticos de las vocales: Tiananmen. No es apropiado duplicar la primera ene ni intercalar espacios (Tiannanmen, Tian An Men, Tian Anmen).

Así, en los primeros ejemplos habría sido preferible «Este poeta chino lleva fuera de su país desde la matanza de Tiananmen» y «Tienanmen fue inmediatamente bloqueado después del accidente», mientras que en el tercero podría haberse escrito igualmente «Se calcula que un millón de chinos se han manifestado en la plaza pekinesa de Tiananmen».

Obras de arte citadas por su autor, en mayúscula y sin resalte

Cuando el nombre de un artista se aplica a sus obras de creación, se mantiene la mayúscula y no son necesarias cursivas ni comillas: un Van Gogh, un Mondrian, dos Picassos

Sin embargo, en los medios de comunicación es habitual encontrar frases como «Hacienda descubre un ‘van gogh’ en la caja de seguridad de un defraudador», «Un ‘mondrian’ que quiere ser el más caro del mundo» o «Los multimillonarios chinos, adictos a los ‘picassos’, los ‘dalís’ y los ‘mirós’».

Aunque en estos casos funcionan como sustantivos comunes, la Ortografía de la lengua española señala que «Cuando el nombre de un autor, sea completo, sea solo el apellido, se utiliza para designar cada una de sus obras, debe mantenerse la mayúscula del antropónimo». En los ejemplos con que se ilustra esta norma, no se emplea resalte tipográfico alguno.

Así pues, en las frases anteriores habría sido preferible escribir «Hacienda descubre un Van Gogh en la caja de seguridad de un defraudador», «Un Mondrian que quiere ser el más caro del mundo» o «Los multimillonarios chinos, adictos a los Picassos, los Dalís y los Mirós».

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon