Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Todos contra WhatsApp: Line sale a bolsa a lo grande para cazar a su rival

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 12/07/2016 Jaume Esteve

WhatsApp suma más de mil millones de usuarios y se ha convertido en el blanco idóneo contra el que centrar esfuerzos. Line ha vuelto a convertirse en un contendiente en la lucha por hacerse con el trono a la mejor aplicación de mensajería, como lo demuestra la salida a bolsa de la aplicación. Se producirá este mismo jueves y va a ser uno de los movimientos más importantes dentro del sector de la tecnología en terreno bursátil.

Si pensabas que Line había desaparecido, estabas muy equivocado. La aplicación se ha hecho fuerte en el sureste asiático, donde cuenta con una gran base de usuarios a los que suma un nicho considerable en Japón. "Estas 'apps' de mensajería son líderes locales que se proyectan de manera global. Line tiene 240 millones de usuarios en Japón, Tailandia, Taiwán e Indonesia; WeChat tiene 700 u 800 millones en China y WhatsApp ha llegado a 1.000 millones en Europa y Latinoamérica", ilustra Fernando Calvo, CEO de Imbox, un sistema de mensajería orientado a empresas.

En ese panorama de aplicaciones que se han hecho con una parte del pastel de la mensajería es donde Line espera salir a bolsa con fuerza para tratar de afianzar su propuesta en Japón, en otros mercados asiáticos a la vez que trata de exportar su modelo en otros países donde ha intentado entrar con anterioridad pero donde se ha quedado a medio camino.

¿Puede ser rival para WhatsApp?

Line trató de hacerse fuerte en el mercado español en 2013. Quizá recuerdes aquel anuncio en el que Hugo Silva y Michelle Jenner promocionaban la aplicación. No fueron los únicos —Messi hizo lo mismo con WeChat— aunque el resultado fue similar: ninguna de las dos compañías logró hacerse fuerte en un mercado donde WhatsApp gozaba, y goza, de una situación privilegiada.

"Una aplicación nueva lo tiene complicado para entrar en un país, aunque sea mejor. La que ya se ha instalado ha creado un efecto red que es difícil romper. Quizá se la bajan muchas personas la semana que la anuncias pero si quieres hablar con tus amigos y nadie la tiene, al final vuelves a la 'app' que tiene todo el mundo", opina Calvo. Whatsapp, que hace unos meses anunció que había sobrepasado la marca de los 1.000 millones de usuarios, es el ejemplo perfecto de producto al que un buen número de usuarios han regresado, en España, después de probar otras alternativas de comunicación.

Los 'stickers' fueron una de las novedades que Line presentó frente a WhatsApp al desembarcar en España. © Proporcionado por El Confidencial Los 'stickers' fueron una de las novedades que Line presentó frente a WhatsApp al desembarcar en España.

Pero Calvo añade un par de datos que están en la agenda de Line y que la animan a pensar que puede tener algo que decir en esta guerra de aplicaciones. El primero está ligado a los ingresos WhatsApp todavía no ha explicado cómo va a monetizar su base de usuarios mientras que Line no sólo lo ha hecho, sino que se ha convertido en una de las aplicaciones más rentables del mercado.

Line ha sido, durante tres años, el editor de 'apps' que más dinero ha ingresado si exceptuamos a los grandes nombres del videojuego en móviles. Lo ha hecho gracias a diferentes aplicaciones que vende dentro de la misma aplicación, que ha pasado de ser una simple herramienta de mensajería para convertirse en un espacio en el que hablar con familiares y amigos, jugar, escuchar música o pedir un taxi o una pizza."Llevan mucho tiempo metidos en todo lo relacionado con los 'bots' que ahora parece tan de moda", añade Calvo.

Algunos de esos ejemplos, como la posibilidad de interactuar con comercios online vía 'bot' para hacer compras a través de una 'app', son los que Facebook sugirió que iba a integrar en sus plataformas unos meses atrás.

Según la clasificación de 2015 elaborada por Annie, firma especializada en la economía ligada a las aplicaciones, Line era la primera 'app' no relacionada con juegos en ingresos (por delante de Spotify) y la séptima si se la metía en una misma clasificación junto a los King, Supercell o Tencent que dominan esas listas. Que las ventas de objetos virtuales relacionados con los juegos que ofrece supusieran un 60% de los ingresos de la firma en 2013 ofrece una muestra de la importancia que tienen esos servicios complementarios para la aplicación.

Más llamativo aún es el hecho de que la 'app' está baneada en China pero ha logrado, de alguna manera, colarse en ese mercado a través de la venta de 'merchandising' en Alibaba o de servir cafés en los centros comerciales.

Adelantarse a WhatsApp

Según Calvo, la jugada de salir en bolsa puede darle a Line la tracción necesaria para hacerse con el mercado de Estados Unidos, donde no parece haber un dominador claro: "Facebook Messenger y Whatsapp son importantes pero es un país en el que han tenido tarifa plana de SMS, por lo que el chollo de la mensajería que teníamos aquí allí no se percibía".

La compañía espera lograr cerca de 1.000 millones de euros gracias a las acciones que coloque en los parqués de Tokyo y Nueva York, lo que le permitirá ejecutar esa doble maniobra de refuerzo en los mercados locales que ya domina y expansión en aquellos en los que todavía no goza de músculo.

Para ello, Line debería ser capaz de romper la red que ha tejido, a su manera, Facebook Messenger y WhatsApp en Estados Unidos aunque ni Calvo ni ninguna otra aplicación parece tener ahora mismo la receta para lograrlo.

"A no ser que llegue alguien con una tecnología nueva que sea la pera... Mira Telegram, tiene algo de presencia pero con un perfil de usuario muy concreto, no es masivo. Y muchos de los usuarios de Telegram tienen también WhatsApp", ilustra.

© Proporcionado por El Confidencial

Puede que sean los servicios dentro de la 'app', los famosos 'bots' que están a la vuelta de la esquina o la adopción masiva. Sin ninguno de esos elementos, Line lo tendrá difícil para asomar la cabeza fuera del mercado oriental. Si lo logra, su salida a bolsa habrá sido el primer paso de cara a la dominación mundial.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon