Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tras nuevo atentado, sacan a jefe de seguridad de Bagdad

dw.com dw.com 08/07/2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

El primer ministro, Haidar al Abadi, tomó la decisión tras una serie de sanguinarios ataques reivindicados por Estado Islámico en la capital de Irak.

A través de un comunicado, el primer ministro de Irak, Haidar al Abadi, anunció este viernes (08.07.2016) la decisión de despedir al jefe de seguridad de Bagdad, teniente general Abdel Amir al Shamari, luego de que las fuerzas policiales se mostraran incapaces de impedir una serie de ataques en la capital del país, entre ellos el sangriento atentado contra el barrio de Al Karrada, donde casi 300 personas murieron, y otro contra una mezquita que dejó 37 víctimas fatales.

El canal de televisión estatal Al Iraqiya aseguró que otros oficiales de inteligencia fueron relevados de sus cargos. La medida formaría parte del paquete de acciones que el premier iraquí prometió adoptar tras el ataque del centro de Bagdad, uno de los más sangrientos desde la invasión del país por parte de Estados Unidos en 2003, y que se suma a una larga lista de acciones de terror cometidas por la milicia radical Estado Islámico.

Furiosas protestas han surgido en distintas partes del país debido a la incapacidad de las autoridades de ofrecer protección a los ciudadanos, especialmente a la mayoría chiita, que suele ser el blanco de los ataques de los sunitas de EI. Los manifestantes piden también la salida del ministro del Interior, Mohamed al Gaban, quien ya ofreció dejar el cargo el pasado martes. Sin embargo, Al Abadi no aceptó la renuncia.

Cuerpos de seguridad incapaces

Al Gaban reconoció que el Estado ha fracasado a la hora de organizar los aparatos de seguridad, para que estos actúen de forma coordinada y unificada. El ministro señaló que Irak ha invertido enormes sumas de dinero en unas agencias de inteligencia que son “defectuosas” y que, por ello, no consiguen resultados. Asimismo, dijo que “no es posible hacer frente al terrorismo con métodos antiguos” y llamó a realizar una serie de cambios.

Estos deberían, en última instancia, dar más poder al ministro del Interior, para poder trabajar mejor en la coordinación. En una rueda de prensa, Al Gaban dijo que no estaba dispuesto a seguir asumiendo la responsabilidad de un trabajo mal hecho y reveló que el vehículo bomba que estalló en Al Karrada procedía de la provincia de Diyala, en el este de Irak, y que no pudo ser interceptado antes de que cometiera la masacre, mientras que otro sí fue detenido a tiempo.

DZC (EFE, AP, AFP, dpa, Reuters)


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon